Este viernes sale a la venta No em dona la gana, el octavo disco de estudio de los Gertrudis, con lo que recuperan su tradicional tono festivo. Los de La Garriga, que están a punto de cumplir los 20 años de carrera, ofrecen doce canciones nuevas, con Si tothom calla y Bon dia vida, como estandartes. Estas dos canciones ya acumulan visitas a las redes sociales.

Si tothom calla es un tema combativo, que con el estribillo "Si todo el mundo calla hemos perdido la batalla" hace un llamamiento a no quedarse bloqueados y a no renunciar a nada. Pese al tono festivo, también hay notas reivindicativas en Bon dia vida, un tema que se hace suyas las reivindicaciones de Greta Thunberg y que apuesta por el ecologismo, reivindicando la dignidad de los habitantes de la selva amazónica. Ho sento molt es un canto de madurez, en el que el protagonista, con ironía, se despide de un pasado cargado de excesos, como un soldado que deja de disparar. El amor es una oda al amor, pero también con un punto de ironía, ya que juega con las diferentes vivencias del amor, no siempre gratificantes: "Hay tantos amores como maneras de vivir, quizás el más distraído debe ser el amor libre"; "el amor de película es de los más esperados, pero alguien tendría que decirte que nunca llegará"...

T'he imaginat tant es la historia de un fracaso amoroso, en el que vuelve a triunfar la ironía. Uno conoce tanto al otro: "que cuando me acerco ya te has marchado". No em dona la gana vuelve al tema de la desaparición de un mundo idílico después de un duro desengaño. En cambio Bon Jour es un canto de amor plagado de felicidad, "un viaje a un país donde no existe el tiempo perdido". El nuevo álbum permite recuperar el gusto de los Gertrudis de siempre, con mucho de viento y con la incorporación sistemática de música electrónica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat