El alcaldable por Barcelona, Manuel Valls, aseguró categóricamente este domingo en La Sexta que "los castellanohablantes en Barcelona lo pasan mal" y encima lo remató diciendo que se sienten asediados. Después de estas declaraciones no ha han sido pocas las críticas que se le han caído al "barcelonés de Horta", tal como presume Valls a su perfil de Twitter.

Ahora bien ha habido una respuesta en concreto que ha dejado en ridículo la frase sobre los castellanohablantes del exprimer ministro francés. Un usuario de Twitter repasa uno por uno los datos de uso de catalán y castellano en la vida cotidiana que dejan sin ningún tipo de credibilidad las palabras de Valls.

Entre los casos más clamorosos encontramos el idioma de sentencias judiciales (8,2% en catalán), el de los documentos notariales (9,4% en catalán) o el caso más abrumador, el idioma en las salas de cine donde sólo el 3% de las sesiones son en catalán y el 97% en castellano.

El ojo del aulla La 'queen' de Ameer Anwar El Nacional
El ojo de la aguja El retorno de la consellera El Nacional