Una de las muchas cosas que ha cambiado con la pandemia del coronavirus, ha sido la movilidad y las restricciones que se tienen que seguir para frenar la cadena de transmisiones del virus. Ahora, con el confinamiento perimetral y comarcal, se han reducido notablemente las opciones y alternativas de ocio en Barcelona. Una situación que ha hecho que el ciudadano local, busque planes alternativos que no había imaginado antes, actividades que en una ciudad tan turística como la capital catalana habían quedado relegadas a un público únicamente turista.

En este sentido, el hotel Royal Passeig de Gràcia -uno de los primeros en abrir después del confinamiento domiciliario y que ha mantenido la actividad durante todo este tiempo-, acaba de lanzar una nueva campaña (activa durante el mes de marzo y abril) con diferentes ofertas especiales que incluyen alojamiento en el hotel más planes de ocio para todo tipo de clientes. "Para el proyecto Easy Life Barcelona estamos colaborando con atracciones turísticas de la ciudad para ofrecer al cliente catalán la opción de pasar unos días fuera de casa y escapar de la rutina, viviendo una experiencia que seguramente no había tenido nunca en su propia ciudad", explica Àlex Puig, director general del grupo hotelero Royal Hotels.

Hotel Royal Paseo de Gràcia5

Una forma de redescubrir La Rambla, uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad acostumbrado a llenarse de turistas, es disfrutando de la oferta que incluye visitar el Museo de Cera y recuperar fuerzas en la conocida pastelería Escribà. Con alojamiento, desayuno y parking incluido, el paquete ''Re'-descubre La Rambla' tiene un precio de 119 € para dos personas o 149 € para tres, en habitación superior, y 219 € para cuatro en habitación familiar. Por otra parte, con el nombre 'Family Matters', este plan ofrece una excursión en barco por el puerto de Barcelona a bordo de Las Golondrinas, con alojamiento en pleno Paseo de Gracia, desayuno y parking incluido por un precio de 99 € para dos personas o 129 € para tres, las dos en habitación superior, y 179 € para cuatro personas en habitación familiar. Y para parejas de enamorados, el paquete 'Ni en tu casa ni en la mía' propone una escapada romántica con cena a la terraza del hotel climatizada y con vistas panorámicas de Barcelona, alojamiento en habitación superior con desayuno y parking incluido, todo desde 99 € para dos personas.

"Con este proyecto no solo hemos querido servir al ciudadano una alternativa para escapar de la rutina ante esta difícil situación causada por la pandemia, sino también colaborar con el tejido empresarial del entorno para promover la recuperación de estos sectores tan afectados", afirma Àlex Puig.

Hotel Royal Paseo de Gràcia9

Máxima protección e higiene ante la situación de pandemia global

Desde su reapertura, el hotel Royal Passeig de Gràcia ha implementado las máximas medidas de protección e higiene, adaptadas a la excepcional situación actual. En esta línea, el hotel cuenta con un acuerdo de colaboración con Quirónsalud para ofrecer servicio de asistencia médica 24/7 a todos los huéspedes que lo necesiten. Un servicio que consiste en la disponibilidad de un teléfono de urgencias gratuito con servicio multilingüe en todo momento, y la asistencia en ambulancia, en caso de ser necesario para ser trasladado al centro médico Teknon. Además, se ha incorporado la desinfección certificada de todas sus instalaciones, la formación del equipo humano en prevención y detección de enfermedades, la disponibilidad de material de protección para todos los clientes y empleados, la realización del check in / out mediante aplicación móvil y una nueva manera de disfrutar del desayuno individual en su terraza o jardín con "Breakfast easy box".

Royal Passeig de Gràcia es un hotel de cuatro estrellas situado en el emblemático Paseo de Gracia de Barcelona que cuenta con 124 habitaciones, gimnasio y salas de reuniones. Pertenece al grupo hotelero Royal Hotels, y destaca por su fachada y estructura interior, original del edificio que albergaba la Banca Catalana hasta 1988, y tiene a una de las terrazas más altas del barrio del Eixample. Desde allí, se puede disfrutar de unas vistas panorámicas de los principales monumentos de la ciudad durante todo el año, gracias a la climatización que aportan sus cristaleras.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat