El Metro de Barcelona alargará su horario nocturno este mismo fin de semana una vez el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha avalado la apertura de bares y restaurantes hasta la medianoche.

Según ha comunicado TMB, los trenes circularán las noches del sábado al domingo y del domingo al lunes -festivo en Barcelona- hasta la 1 de la madrugada, un aumento del horario que todavía no vuelve a la normalidad prepandemia, cuando el horario de las noches de viernes a sábado era hasta las 2 de la madrugada, mientras que la noche de sábado a domingo y vísperas de festivos había servicio ininterrumpido. Según Tot Barcelona, el martes que viene está prevista una reunión en que se podría alargar todavía más el horario.

La recuperación del horario del Metro a la situación anterior a la pandemia del coronavirus estaba sobre la mesa desde que finalizó el estado de alarma el pasado 9 de mayo, pero hasta el momento se ha mantenido inalterable el de las cinco de la mañana hasta medianoche, habitual en días laborables pero diferente en fines de semana y vísperas de festivos.

El 6 de mayo pasado, la ATM decidió no recuperar de momento el horario de noche, principalmente porque no preveía un aumento de la demanda, dado que las actividades de ocio nocturno permanecían cerradas y la restauración sólo podía ofrecer servicio hasta las 23 horas. Ahora que han cambiado las condiciones, con la apertura de la restauración hasta a medianoche, el cambio se ha vuelto a poner sobre la mesa y ha quedado aprobado.

Un año y dos meses con restricciones horarias

El horario nocturno de fin de semana del Metro se suspendió el 20 de marzo del 2020, cuando se suprimió el servicio ampliado de los viernes hasta las 2 horas y el servicio ininterrumpido de sábado a domingo. Después, el horario se reanudó parcialmente -hasta las 2 horas-, pero se anuló nuevamente en julio por el aumento de brotes. De hecho, según un estudio de Ecologistes en Acció, el metro es el medio de transporte que la ciudadanía percibe como más inseguro en relación con el riesgo de la Covid-19. Así lo ven un 42% de los encuestados en el informe 'Canvis en els usos del transport públic provocats per la pandèmia'.

El informe destaca que el transporte público ha perdido casi al 40% de los viajeros y concluye que más de la mitad de los usuarios lo utilizaría más si se implantaran más medidas de seguridad sanitaria. Los encuestados piden más ventilación, más frecuencia de paso, más limpieza y más asientos vacíos entre usuarios.

 

Imagen principal: Una usuaria sale del Metro / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat