El Ayuntamiento de Barcelona ha interpuesto una querella por crímenes de lesa humanidad contra seis magistrados que condenaron a prisión más de 550 personas LGTBI entre 1956 y 1977 bajo la ley de 'Vagos y maleantes', reformada en 1954, y sustituida en 1970 por la ley de 'Peligrosidad y Rehabilitación Social'. Los condenados ingresaron en un módulo específico de la prisión Model de Barcelona.

Esta querella forma parte del "litigio estratégico" presentado por el consistorio barcelonés, que preside la Xarxa de Ciutats contra la Impunitat Franquista, que desde el 2015 se ha personado en la causa abierta en la Argentina contra los crímenes del franquismo, contra los bombardeos de la aviación italiana sobre la capital catalana durante la Guerra Civil, y dos querellas más por crímenes cometidos durante el tardofranquismo.

Además, el Ayuntamiento también pondrá en marcha en los próximos meses una comisión de valoración de las víctimas del tardofranquismo. Esta comisión reconocerá a las personas que sufrieron violaciones de los derechos a la vida y la integridad física, moral o sexual por su defensa de las libertades democráticas, sindicales o nacionales de Catalunya, o por la igualdad entre hombres y mujeres entre 1960 y 1978. La comisión reconocerá y homenajeará a las víctimas, promoverá el conocimiento y reflexión sobre aquella situación y hará un agradecimiento a las entidades de memoria histórica.

El Juzgado de Instrucción número 12 de Barcelona, a quien recayó la querella por reparto, dio traslado a la fiscalía para que se pronunciara y la derivó a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat