Empieza a ser una cancioncilla que ya se está repitiendo demasiadas veces. Que la gente se queje por lo que quiera, faltaría más. Pero sí que pediríamos que en las diferentes protestas que campan por el territorio español, dejen tranquila a Catalunya y los comentaritos condescendientes y con retintín. Pasó con el alcalde popular de Arquillos (Jaén), Miguel Ángel Manrique Peinado, quejándose por las cargas policiales diciendo que "Lo que no han tenido el valor de hacer en Catalunya, lo están haciendo aquí".

Pasó con otro manifestante haciendo un discurso cargado de ira por la, según él, mano blanda contra los catalanes y mano dura contra los extremeños:

Y ha vuelto a pasar. Las protestas entre los agricultores y los ganaderos continúan. Esta semana, colapsando carreteras y protestando por su situación, pidiendo unos precios y unas rentas dignas. Cortes por toda Extremadura bajo el control de la Guardia Civil. Quejas, proclamas y gritos. Y, ¿a que no lo adivinarían nunca?: nuevas menciones a Catalunya. Y eso que están muy lejos. Y eso que las protestas de un lugar y de otro no tienen nada que ver. Pero atizar a Catalunya sale gratis. Escriben en El confidencial que "los agricultores no mostraban ningún interés en desbloquear la vía. Había más de 200 tractores invadiendo ambos sentidos y varios kilómetros de retención".

agricultores extremenys2

TVE

"No quieren moverse", relatan que le dijeron al jefe del operativo policial. “Pues tengo a dos unidades esperando, hay que abrir paso”, respondió este. ¿Y qué le dijeron los agricultores extremeños?: "¡Esto no es Cataluña! Aquí no queremos palos"... Qué ocurrente. Explica el citado medio que "los manifestantes extremeños se acordaron mucho durante sus protestas de los manifestantes catalanes que cortan calles y carreteras, aunque unos y otros habitan en mundos opuestos".

Es penoso ver como incluso en situaciones tan complicadas como las que están viviendo, defendiendo sus derechos, todavía tengan dentro el veneno anticatalán que les han inoculado las proclamas de la caverna. Así vamos.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat