El Departament de Polítiques Digitals ha tomado varias medidas ante el aumento del consumo de los datos móviles y la fibra óptica que está comportando el teletrabajo y el aumento en las comunicaciones. Para hacer frente a la crisis digital que también puede provocar el coronavirus, el conseller Jordi Puigneró ha anunciado un acuerdo con todas las operadoras para no dejar a ninguno de sus abonados sin internet ni datos durante esta situación de excepcionalidad.

Así pues, las compañías se han comprometido a ampliar, sin coste, los planes de datos a sus abonados. En algunas zonas, la demanda ha superado el 300% y, en una semana, el incremento del tráfico en internet se ha traducido en un 30% más. Aparte de esta medida, también se ha definido un protocolo con el Centro de Coordinación Operativa de Catalunya (CECAT) para habilitar operarios que puedan acceder a la zona confinada de la Anoia en caso de incidencias en los servicios de telecomunicaciones.

Esta medida es pionera en todo el estado español. Desde la Generalitat, se vuelve a denunciar y recordar el Real Decreto Ley del Estado 8/2020, que prohíbe las portabilidades, el cambio de compañía operadora entre números de telefonía fija y móvil mientras dure el estado de alarma.

El conseller Jordi Puigneró ha anunciado la activación de medidas en el ámbito político y comunitario para revertir una medida que, según el gobierno catalán, "limita de manera injustificada la competencia y puede vulnerar derechos digitales".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat