En un momento u otro, todos sufrimos llamadas de teleoperadores tratando de vendernos algún producto o servicio que no hemos solicitado. Hay épocas en las que el conocido como spam telefónico es tan frecuente que puede llegar a irritarnos o desesperarnos. Pero, ¿se puede hacer algo para acabar con él o, al menos, reducirlo considerablemente? Afortunadamente, la respuesta a esa pregunta es afirmativa.

Qué dice la ley

Estas prácticas abusivas están recogidas en la Ley Orgánica de Protección de Datos. Una ley que fue actualizada en 2016 con el fin de proteger aún más al usuario. Veamos algunos de los derechos que recoge la norma.

  • No se pueden hacer llamadas comerciales desde números ocultos.

  • No se pueden enviar mensajes a los móviles o a correos electrónicos si no lo ha consentido previamente el usuario.

  • Los fines de semana y los días festivos no pueden realizarse contactos comerciales. Y durante los días laborables, tampoco puede hacerse entre las nueve de la noche y las nueve de la mañana.

  • Las empresas que realizan estas llamadas tienen que disponer de un número de contacto gratuito para que todo aquel que quiera darse de baja de la lista de la que dispongan, pueda hacerlo.

  • Si el usuario tiene una relación contractual con la empresa que le contacta, esta solo puede ofrecerle ofertas que tengan que ver con los productos o servicios que el usuario tenga contratados.

Bloquear los números

A pesar de lo restrictiva que es la ley, no son pocas las empresas que hacen caso omiso de su texto. Por eso, el bloqueo a través de nuestro móvil puede servir para ir reduciendo los abusos poco a poco. Nos es la solución ideal, pero ayuda.

Los sistemas operativos iOS y Android permiten bloquear los números de teléfono no deseados. Hacerlo es posible en la gran mayoría de los teléfonos que hay en el mercado.

Es tan simple como añadir a Contactos el número que nos está incordiando y una vez guardado en la memoria, seleccionar desde el perfil de ese número la opción Bloquear este contacto. En algunos terminales es posible incluso hacerlo directamente durante la llamada o tras ella sin necesidad de añadirla a Contactos.

Lo que ocurre es que muchas empresas que se apuntan al spam telefónico cambian a menudo los números desde los que llaman, un hecho que nos lleva a tener que realizar más bloqueos con el paso del tiempo de los que sería lógico, aunque merece la pena.

Apuntarse a las listas Robinson

Las listas Robinson son bases de datos que recogen los nombres de aquellos ciudadanos que se apuntan en ellas para ser excluidos del envío de comunicaciones comerciales. Están gestionadas por la Asociación Española de la Economía digital y en ellas se puede dar de alta quien lo desee, ya sea persona física o jurídica.  

En el caso de la listas Robinson, una gran parte de las empresas comerciales respetan su existencia y el beneficio de los que se dan de alta en ellas se nota. Existen distintas listas Robinson (correo postal, correo electrónico, mensajes de móvil y llamadas) y puedes darte de alta en cada una de ellas a través de la siguiente web: www.listasrobinson.es.

El recurso de la denuncia

Si continuas recibiendo contactos comerciales que no has solicitado tres meses después de haberte dado de alta en las listas Robinson, puedes denunciarlo a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por medio de su Canal del ciudadano. Asimismo, las asociaciones de consumidores habituales cuentan con formularios para denunciar el spam telefónico; denuncias que luego ellas elevan a las autoridades de las comunidades autónomas y a la AEPD.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat