La Guardia Civil ha detenido esta mañana en Madrid a cuatro personas que presuntamente se dedicaban a difundir la ideología de Estado Islámico a través de Internet y a captar y radicalizar nuevos miembros. Así lo ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, que añade que el grupo combinaba la actividad en la red con encuentros físicos que servían para poder controlar su actividad diaria.

Dos personas de nacionalidad marroquí han sido detenidas en el barrio de Pinto y las otras dos, una de origen marroquí y la otra de origen español, en Ciempozuelos. Según Interior, la investigación saca a la luz la existencia de una "estructura estable" que publicaba y distribuía contenidos propagandísticos "afines" al yihadismo

Todavía no se tiene conocimiento del número de personas que pertenecen al grupo. Por eso, la policía sigue registrando diferentes viviendas madrileñas para determinar la extensión del grupo y poder reconstruir la manera en que actuaban. 

A través de la red y de aplicaciones de mensajería móvil, los detenidos seleccionaban grupos reducidos de su entorno con quienes establecían un proceso de radicalización "mucho más directo". De esta manera, habrían conseguido hacer llegar su mensaje a centenares de personas. Los que picaban y vivían a su lado, acababan encontrándose con ellos físicamente, y les explicaban cómo tenían que vivir su día a día y cómo interpretar según qué noticias. 

Este modus operandi es la principal fuente de captación yihadista, sobre todo en terreno europeo. La operación antiyihadista en Madrid continúa abierta a la espera de encontrar nuevas informaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat