La iglesia de Santa Maria de Vallvidrera ha sido objeto de un ataque vandálico sin que se sepa el motivo. Hoy no había misa, pero al mediodía, momento en que el grupo de personas que cuidan el edificio han acudido, han descubierto claros signos de violencia en las puertas y las ventanas.

Los asaltantes han forzado una cerradura y la han destrozado, y una vez dentro han estropeado el altar. La portavoz de las Conferències de Sant Vicenç de Paül de Barcelona, Cristina Forcades, no entiende qué objetivo perseguían los atacantes. "Justamente hoy no había misa; la hay cada domingo, y hoy no había porque se celebraba en otro sitio. Y han entrado, no sabemos si por la noche o por la mañana. Y han hecho unos destrozos que no se entienden, porque no hay intención de robo, no se han llevado nada."

Para que los Mossos puedan investigar los hechos, el Bisbat de Barcelona tendrá que presentar una denuncia. Hace tiempo que desde las Conferències de Sant Vicenç de Paül se pide al obispado la cesión de la iglesia gótica para darle vida y convertirla en santuario.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat