El Govern ha suspendido los ingresos y las visitas en todas las residencias de las regiones sanitarias de Lleida y el Alt Pirineu i Aran. El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, ha explicado que su departamento y el de Salut han aprobado una instrucción para ampliar las restricciones que desde el sábado pasado ya estaba en vigor en las residencias del Segrià a todos los centros de las dos regiones.

El Homrani ha dicho que se trata de una medida "preventiva" para proteger a "los colectivos más vulnerables" en la covid-19. Así, no podrá haber ingresos ni visitas excepto si son por una urgencia o están justificadas, y se harán unidades de convivencia para asegurar internamente el control de las relaciones entre los usuarios.

Además, El Homrani ha anunciado un convenio con Cruz Roja mediante el cual 25 personas voluntarias realizarán acompañamiento social ante la situación de la Covid-19, y se ha comprometido a "colaborar con las administraciones locales para poder dar la mejor respuesta posible" en este contexto.

El conseller también ha declarado que Inspecció de Treball -que ahora puede sancionar- y Salud Pública harán un seguimiento de las empresas del sector agroalimentario de Lleida con la intención de "asegurar que se sigan las medidas adecuadas en los centros de producción".

Falta de personal sanitario

El gerente del ICS en Lleida (Segrià), Ramon Sentís, ha hablar en una entrevista a TV3 poco después del conseller. Ha asegurado que están preparando un hotel en Lleida para atender pacientes enfermos de Covid-19 y ha explicado que ahora el principal problema es la falta de personal sanitario, sobre todo de enfermería, porque entre un 20 y un 25% de la plantilla está de vacaciones.

Sentís ha explicado que el brote de Lleida ha pillado a esta zona con la atención de patologías diferentes a la Covid-19 en pleno funcionamiento, de manera que ahora el sistema tiene que ir poniendo más recursos sanitarios a disposición de los casos de coronavirus a medida que se necesite.

De los 89 hospitalizados por Covid-19 en Lleida, 62 están en los dos hospitales públicos y 27 más en centros privados, ha explicado el gerente del ICS en Lleida, que ha añadido que el hospital Arnau de Vilanova está "a punto" de abrir una tercera planta para pacientes con Covid-19 y que se plantean abrir otra al hospital Universitario de Santa Maria de Lleida.

Asimismo, ha dicho que está ya "casi a disposición" un hotel que servirá para atender pacientes de Covid-19 al final del periodo de convalecencia, pero ha comentado que no podrán habilitarse sus 45 camas por falta de personal asistencial.

La mayoría de brotes, "bajo control"

En particular, este directivo ha asegurado que hacen falta principalmente enfermeros, pero también internistas y neumólogos y que por eso ya se está intentando movilizar personal de otros territorios, habilitar fórmulas flexibles de vacaciones para disponer del máximo de personal y reclutar incluso estudiantes de enfermería.

En cuanto a los nuevos positivos por Covid-19, ha dicho que se sitúan entre los 250 y 300 casos diarios, si bien no ha facilitado cifras exactas de las últimas 24 horas. En cualquier caso, ha dejado claro que no hay problemas de respiradores en los centros hospitalarios de Lleida.

Con respecto al seguimiento de los brotes en la comarca, ha dicho que el grueso de ellos están "bajo control", pero que es de una "dificultad extrema" hacer un seguimiento detallado de aquellos relacionados con personas sin domicilio fijo, en alusión a los temporeros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat