Los padres que han acudido esta mañana en la UCI de neonatología del Hospital Clínic a encontrarse con sus bebés han podido comprobar con sorpresa que se habían transformado en superhéroes, superheroínas o en animales. Ha sido el efecto de la mañana de Carnaval y de la ayuda del equipo de enfermería del hospital y de dos voluntarias, decididos a echar una mano al Rei Carnestoltes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat