Un millar de personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado este sábado por la tarde en Barcelona para reclamar "una ciudad cívica y segura". Organizados en columnas por el centro, para dar visibilidad en los diferentes barrios de la ciudad, los manifestantes han confluido en la Plaza de Sant Jaume, donde han leído un manifiesto que han hecho llegar al Govern y al Ayuntamiento.

El concejal de Seguridad, Albert Batlle, ha recibido a dos portavoces del colectivo 'Tsunami Vecinal' y se ha comprometido a convocar una reunión de trabajo en las próximas semanas para abordar la problemática. Los vecinos reclaman un plan integral que ponga punto final a la situación de conflictividad que, según denuncian, se vive en la ciudad y que se ha visto especialmente agravada los últimos meses con un aumento de los hechos delictivos.

"La degradación de Barcelona se ha visto incrementada como nunca en la historia reciente de la ciudad y los vecinos hemos llegado al límite". Así lo asegura el colectivo 'Tsunami Vecinal', el movimiento que ha convocado la manifestación, en el manifiesto que han leído al final de la marcha y que han hecho llegar al Govern y al Ayuntamiento.

Los vecinos lamentan los episodios de delincuencia que, según aseguran, se han visto incrementados en los últimos meses, y que han hecho aumentar la sensación de inseguridad que se vive en la ciudad. Según dicen, los problemas no se concretan en una zona ni tampoco son de una tipología concreta y, por eso, reclaman un plan de trabajo integral que aborde todas las problemáticas.

Eva Vila es una de las manifestantes. Vecina del barrio del Gòtic, denuncia los problemas con el tráfico de drogas que se vive en la zona, el incivismo y la falta de respeto de los turistas o el aumento del precio de los pisos. "Lo único que queremos es vivir con tranquilidad. Los vecinos estamos cansados", ha asegurado.

La manifestación ha sido mucho más multitudinaria que la del año pasado, cuando se consiguió reunir a unas 200 personas. El hecho es que la convocatoria llega en un momento especialmente candente con respecto a la delincuencia, ya que sólo en este verano se han registrado varios homicidios en la ciudad.

Columnas desde diferentes puntos de la ciudad

En convocatorias simultáneas, vecinos del Raval, Poble Sec y Hostafrancs, Vila Olímpica y Poble Nou, Diagonal Mar Fòrum-Besòs, Barceloneta o el Born se han citado sobre las cinco y media de la tarde para acabar confluyendo con manifestantes del resto de la ciudad al final de la Via Laietana, desde donde se han marchado juntos hasta Plaza de Sant Jaume.

Al llegar a la plaza Sant Jaume, los portavoces han leído un manifiesto que han hecho llegar al Govern y también al Ayuntamiento, donde el concejal de Seguridad, Albert Batlle, les ha recibido durante unos minutos. Batlle se ha comprometido a convocar una reunión en las próximas semanas para abordar la problemática.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat