Este lunes ha empezado el curso con más incertidumbres de los últimos años a causa de la covid-19 y no ha pasado ni un solo día de clase que ya se ha tenido que confinar la primera clase de todo Catalunya. Se trata de una clase de sexto primaria de los Maristas de Girona. El causante ha sido un alumno que ha dado positivo en covid-19.

Según ha avanzado la Ser y ha confirmado la ACN, el estudiante estaba pendiente de los resultados de la prueba PCR que se hizo al cribado masivo en el barrio de Santa Eugènia. Como no tenía síntomas, esta mañana ha ido a clase en el primer día de escuela pero después le han confirmado que el resultado de la prueba era positivo. Eso obliga a confinar la clase del estudiante, que tendrán que seguir el curso de manera virtual.

"Satisfacción" por el arranque de curso

A pesar de haber tenido que confinar la primera clase, el consejero de Educación, Josep Bargalló, ha expresado su "satisfacción" por el arranque de curso y ha puesto en valor el trabajo de toda la comunidad educativa para hacerlo posible. Ha insistido que es un curso de "Incertidumbres" y durante el cual "pasarán cosas" pero ha asegurado que se actuará en todo momento.

Ha valorado que las incidencias que se puedan producir en los primeros 15 días "vendrán mayoritariamente de fuera". Además, ha garantizado transparencia informativa diaria: "Todo el que está pasando en la escuela de Cataluña se sabrá".

Por otro lado, Bargalló ha defendido que por primera vez ante una crisis económica el departamento no ha recortado en profesorado sino que ha contratado. Ha dicho pero que la petición de 40.000 nueces docentes hecho por USTEC-STEs es "imposible" en la actual

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat