Operativo policial para evitar las aglomeraciones en los parques naturales del Montseny y Sant Llorenç del Munt i l'Obac en plena pandemia del coronavirus. Los presidentes de la Diputación de Barcelona y Girona, Núria Marín y Miquel Noguer, han anunciado este jueves una batería de medidas para limitar el aforo de vehículos a los parques naturales del Montseny y Sant Llorenç del Munt y el Sombrío. En primer lugar, el Procicat aprobará este viernes la limitación de los aforos en los parques, de manera que se cerrarán los accesos por carretera una vez los aparcamientos estén llenos.

Dentro del Parque Natural del Montseny hay 1.045 plazas de aparcamiento, mientras que en Sant Llorenç hay 225. Una vez estén llenos, un operativo conjunto entre Mossos, Agentes Rurales y personal de los parques establecerán una decena de controles en las principales carreteras que dan acceso. Marín ha dejado claro que la entrada a pie no se prohibirá.

Con el objetivo de evitar las imágenes de kilómetros de coches en las carreteras que dan acceso a los parques naturales del Montseny y de Sant Llorenç del Munt i l'Obac, las administraciones responsables de su gestión y los 31 ayuntamientos que forman parte han acordado una serie de medidas para evitar la masificación en este entorno natural. Núria Marín ha expresado que "sabemos que la pandemia ha hecho cambiar las costumbres de muchas personas y familias, pero no podemos permitir que eso afecte a nuestro valioso patrimonio forestal".

Garantizado el acceso a pie

Un operativo conjunto entre Mossos d'Esquadra, Agentes Rurales y el personal de los dos parques naturales se encargará de controlar los principales accesos por carretera, de manera que se evitará que, una vez los aparcamientos estén llenos, ningún vehículo pueda acceder a la zona de parque natural. Desde la Diputación de Barcelona, sin embargo, se ha querido dejar claro que, en ningún caso, se impedirá el acceso a pie y también se garantizará que los vecinos de los municipios puedan acceder. Otra de las vías para entrar en los parques naturales será la del servicio de Bus Parco.

En concreto, las carreteras del Montseny donde se establecerán los controles serán la BV-5301 en Sant Esteve de Palautordera y en el Brull; la BV-5114 en Campins; la BV-5115 en Gualba; y la GIV-5201 en Viladrau. Con respecto a Sant Llorenç del Munt y el Sombrío, los controles se situarán en la BV-1221 en Matadepera y en Mura; en la B-122 en Rellinars; y a la B-124 en Sant Llorenç del Munt.

Paneles informativos

Marín ha dicho que están trabajando para que los paneles luminosos que hay en las carreteras puedan informar los conductores cuando los aparcamientos de los dos parques naturales estén llenos. De esta manera, ha dicho, "evitaremos que los vehículos se acerquen a los espacios naturales".

La nueva medida de regulación entrará en vigor este fin de semana y la idea es alargarla en el tiempo hasta que sea necesario.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat