Las libretas digitalizables Notebloc no son nuevas pero con el coronavirus han cogido más fuerza. Además de ser libreta, Notebloc también es una aplicación para móviles que permite digitalizar documentos de manera muy rápida y transformarlos en JPG o PDF rápidamente.

"Antes de marzo teníamos unas 5 o 6 mil descargas diarias a medida que avanzaba el confinamiento las descargas aumentaban en Asia, Europa y el continente americano. A día de hoy me encuentro buscando Notebloc y veo que una Universidad de Singapur la había hecho llegar a todos sus estudiantes", explica la cofundadora de Notebloc Maria Trullàs. ¿Pero por qué tiene tanto de éxito esta app entre los estudiantes? "La app hace lo que tiene que hacer y nada más. Hace el que con los estudiantes con los que hemos tuviera acceso a través de las libretas nos han trasladado con su feedback. Es decir, hicimos la app a través de lo que nos comentaban los estudiantes que necesitaban".

Vamos por partes. Notebloc nació como una libreta de cuadrícula invertida el año 2013 que ya buscaba sintonía con los estudiantes. Una libreta que se puede encontrar en las universidades o algunos centros educativos de vegades acompañada de un sobrecito de Nescafé o algún otro detalle y una pequeña encuesta de mejora. "A partir de aquí había gente que nos decía que cuando se hicieran fotocopias no se vieran algunos detalles de la página o nos pedían poder digitalizar los apuntes", comenta en conversación con ElNacional.cat. "El año 2015 introdujimos cambios significativos, sacamos la espiral porque las dan con carpetas", insiste. En definitiva, una libreta que ha buscado adaptarse siempre a las necesidades de su público, los estudiantes.

"No existe la opción de poner un corazón que quizás dan otras aplicaciones. No tiene extras porque la intención es poner al estudiante en el centro, tanto de las libretas como de la app", observación.

¿Cómo funciona la app?

Se puede descargar en Google Play de manera gratuita. Hay pequeños anuncios que se pueden eliminar para siempre por menos de cuatro euros pero la aplicación funciona igual de bien si el estudiante opta por no hacerlo.

El diseño es muy simple. Se puede escoger una foto que ya tengamos en teléfono o en la nube o hacer en aquel mismo momento una foto de aquello que se quiera digitalizar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat