El popular pare Manel ha muerto este miércoles en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona a los 75 años, según han confirmado fuentes próximas a la familia a la ACN. El sacerdote Manel Pousa ingresó el lunes en el hospital después de una semana con síntomas de Covid-19. En el hospital se constató que era positivo de coronavirus, aunque parece que la causa de la muerte ha sido una embolia. De momento no se ha podido determinar si la embolia tenía el origen en la Covid.

Una vida dedicada a las personas vulnerables

Nacido en Andalucía, hijo de barceloneses, se ordenó cura a la parroquia de Sant Josep Oriol de Barcelona en 1975. Desde la parroquia de la Santíssima Trinitat, a Trinitat Vella, llevó a cabo un importante trabajo de calle con presos y dirigió el esplai de la parroquia.

El pare Manel dedicó cuerpo y alma al trabajo social para la reinserción de las personas más vulnerables. Con esta intención, en el 2004 creó la fundación que lleva su nombre a través de la cual trabajaba para la reinserción de las personas presas. Por su importante tarea social, el pare Manel recibió la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya y la Medalla de Honor de Barcelona.

El padre Manel irrumpió en política en el 2017, en las listas de Junts per Catalunya para las elecciones en el Parlamento de aquel año. Actualmente, el sacerdote Manel Pousa seguía viviendo en la parroquia de Trinitat Vella, de donde era cura.

El recuerdo en las redes al pare Manel

Han sido muchas las personas que han recordado a las redes sociales la figura del pare Manel. El presidente Carles Puigdemont ha lamentado la muerte del sacerdote y ha destacado que personas como él "dejan una pisada profunda" y "son inspiración para el resto".

Algunos de los presos políticos han lamentado la muerte del pare Manel, ya que lo pudieron conocer personalmente en las visitas al centro penitenciario de Lledoners. El conseller Joaquim Forn ha recordado su "trabajo ingente" en las prisiones "a favor de la integración y cohesión sociales".

Por su parte, el conseller Raül Romeva ha resaltado su tarea "dedicada a dignificar las vidas de los otros". "En un mundo a menudo tan perverso, un hombre bueno," ha tuiteado.

También Jordi Sànchez ha recordado como de querido era por los internos en cada visita a Lledoners. "Una vida coherente comprometida con los más débiles y también con la independencia del país", ha destacado Sànchez.

El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, también ha recordado la huella que dejó al padre Manel a Lledoners. "Una de las personas más amadas de Lledoners. El cielo bien ganado, amadísimo amigo; tu ejemplo nos enseña el camino", ha dejado escrito Cuixart.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat