Todos los sindicatos de enseñanza se han unido esta tarde en defensa de la escuela catalana. Lo han hecho en una manifestación que ha reunido a unos docentes profesores en las puertas de la delegación del gobierno español en Barcelona. Tras de una pancarta que llevaba por lema "Dejáis la educación en paz, queremos educar en libertad" se han tirado consignas y gritos contra las acusaciones de adoctrinamiento que sufre la enseñanza en Catalunya; "nosotros educamos, no adoctrinamos" o "Todos somos docentes del Palau", son algunas de las proclamas que se han sentido.

Durante la concentración se ha leído un manifiesto donde se ha pedido en el Departamento de Enseñanza que ante las acusaciones de adoctrinamiento defienda a los trabajadores "no sólo haciendo acompañamiento" sino "saliendo al paso públicamente ante falsas acusaciones de incitación al odio".

Desde Comisiones Obreras, su portavoz Manel Pulido ha pedido poder educar en libertad y han criticado que el gobierno de España "promueva denuncias cuando hay mecanismos internos para resolver los conflictos". Nuevamente han lamentado "la autocensura" que aplican algunos centros. "Tenemos que poder hablar de todo", ha dicho.

Desde el USTEC, David Córdoba ha reclamado el derecho de los profesores a hacer "lo que se ha hecho siempre: educar en valores y en espíritu crítico" y ha denunciado que "desde un punto de vista mediático parece que la escuela adoctrine. Es completamente falso", ha denunciado.

La semana pasada las asociaciones de padres y profesores pusieron el grito en el cielo ante las acusaciones de adoctrinamiento que recibe la escuela catalana. En un acto conjunto reconocieron que muchos maestros se autocensuran a la hora de tratar algunos temas por miedo a posibles represalias.

Esta concentración es la primera de una retahíla de manifestaciones que tendrán lugar en el próximos días. El domingo 3 de junio, en Sant Andreu de la Barca, se ha convocado una mañana de actividades por defender la tarea de los profesores de l'IES El Palau, investigados por la Fiscalía por haber señalado, presuntamente, los alumnos hijos de guardias civiles. El domingo 10 de junio, habrá otra manifestación, esta vez en Barcelona, contra los ataques de adoctrinamiento de recibe la escuela catalana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat