El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha sorprendido a todo el mundo asegurando que Jordi Arasa, el polémico exjefe de la ARRO, no ha sido nombrado nuevo jefe de los TEDAX. El conseller ha subrayado, en una entrevista al programa Planta Baixa de TV3, que no lo podrá ser si la condena por la actuación en el desalojo de la acampada del 15-M es firme. Jordi Arasa fue condenado a 2 años y 4 meses de prisión por estos hechos.

La decisión de trasladar a Arasa a los TEDAX se tomó hace unas tres semanas. El cambio se había hecho efectivo, aunque el exjefe del cuerpo, Eduard Sallent, no lo había dejado firmado. El major, Josep Lluís Trapero, se lo encuentra hecho pero sin firmar y hoy Miquel Sàmper ha explicado que si no se llega a frenar por la falta de firma lo hubiera parado él.

Arasa se presentó al concurso para ocupar esta plaza y lo ganó. Pero el conseller de Interior ha explicado que el expediente "no está ejecutado ni firmado". Fuentes del cuerpo explican a El Nacional que "la decisión es operativa" y que, aunque era estrictamente de Sallent, se lo tenía que comentar al director general de la Policía Pere Ferrer.

Sallent se marcha con la llegada de Trapero hoy hace justo una semana. Y marcha cogiéndose unos días de vacaciones y dejando para firmar el nuevo destino de Jordi Arasa.

Sàmper ha apuntado que más allá de haber ganado la plaza "se tienen que ver muchas más cosas", en relación a la sentencia, y ha dicho que si esta acaba siendo firme, "no podría tener este cargo". Fuentes del departamento de Interior apuntan a El Nacional que Jordi Arasa acabe siendo el jefe de los TEDAX.

Sàmper no quiere a Arasa en los TEDAX

Hace dos días los Mossos confirmaron que la decisión de nombrar a Arasa nuevo responsable de los TEDAX se tomó hace unas tres semanas y que el cambio se había hecho efectivo.

El conseller ha dicho que no ha parado él el nombramiento sino que "se ha detenido antes", aunque ha afirmado que él también lo habría hecho. Sàmper ha recordado que la sentencia está recurrida y ha valorado que si se confirma, ni que sea por una pena menor, eso es incompatible con ejercer el cargo.

"No es que se haya detenido sino que tenía un vicio en el expediente y que hace que a día de hoy no pueda tirar adelante", ha explicado. Con todo, el conseller ha afirmado tajantemente que "no se le ha dado este cargo en ningún caso".

Jordi Arasa ya fue condenado a una multa en el 2014 por golpear al exdiputado de la CUP David Fernàndez en el desalojo de plaça Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat