Dos activistas de la organización ecologista Greenpeace han colocado este sábado unas gafas de buzo a la estatua de Colón, ubicada al final de la Rambla de Barcelona, para alertar de que el cambio climático a la Tierra está provocando un aumento del nivel del mar.

Un portavoz de la entidad ha señalado a Efe que además de esta acción dos escaladores de la organización están desplegando en el mismo monumento, de 57 metros de altura, una pancarta alusiva a la urgencia climática para denunciar que este problema a duras penas se ha tratado durante la campaña electoral.

El portavoz de Greenpeace ha criticado que, durante los últimos quince días, "no se ha tratado para nada el cambio climático ni otras cuestiones que importan a la gente en su día a día".

Sobre el hecho de que la estatua lleve ahora unas gafas de buzo, el representante de Greenpeace ha precisado que tiene que ver "con el hecho de que uno de los principales impactos de este cambio climático es el incremento del nivel del mar en todo el mundo".

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat