Una furgoneta con 52 inmigrantes subsaharianos ha logrado atravesar la frontera de Ceuta lanzándose a toda velocidad contra la entrada del Tarajal, han informado a Efe fuentes policiales.

El suceso se ha producido sobre las cuatro de la madrugada de este lunes cuando el vehículo kamikaze rompió las puertas del paso fronterizo del Tarajal con un grupo de inmigrantes –34 hombres, 16 mujeres y dos niños, uno de seis años y otro de cinco meses acompañados de sus madres–, todos ellos procedentes de países de la África subsahariana.

Cuatro de los subsaharianos han tenido que ser trasladados al hospital, según han informado fuentes de la Cruz Roja.

La entrada violenta ha tenido lugar en una madrugada marcada por las adversas condiciones meteorológicas, sobre todo como consecuencia del fuerte viento y de la lluvia que caía en esos momentos sobre la ciudad.

Romper puertas metálicas


Una furgoneta, de color blanco, llegó a toda velocidad a la frontera del Tarajal y consiguió romper las puertas metálicas, tras lo cual muchos de los inmigrantes se dieron a la fuga corriendo.

Los inmigrantes, todos ellos subsaharianos, corrieron en línea recta unos cien metros hasta refugiarse en la barriada costera de la Almadraba, mientras otros se quedaron en el paso fronterizo, algunos doloridos por el fuerte impacto.

Conductor detenido

Varias patrullas de la Guardia Civil han tenido que intervenir, logrando detener al conductor del vehículo, un marroquí con residencia en Francia, el cual será acusado de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Los agentes del instituto armado han trasladado a los subsaharianos hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Policía para ser identificados, antes de ser llevados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat