Fomento ha decidido tomar medidas después de la polémica por el incidente racista en uno de los vuelos de la compañía Ryanair. El ministerio, a través de la Agencia Estatal de Seguridad (AESA), ha anunciado que está analizando la respuesta y que se está pensando el hecho de imponer una sanción elevada al viajero que protagonizó los hechos, según recoge El Confidencial Digital. De hecho, incluso el AESA comprobó se se daban las condiciones para que la persona que había causado la acción pudiera ser sancionada como "pasajero conflictivo, de acuerdo con la normativa vigente." La multa podría llegar hasta los 5.000 euros.

Por otra parte, la policía británica habría identificado ya al viajero, según informa el diario inglés a The Independent. El mismo rotativo señala que es ahora la autoridad española quien está dirigiendo la investigación.

El incidente, grabado en vídeo el pasado 19 de octubre al vuelo FR015 de Barcelona en Londres Stansted, pasó antes de que el avión hubiera despegado y muestra claramente como un hombre llamaba a una mujer negra de 77 años que se sentó en su lado. El pasajero le dijo toda clase de insultos, entre los cuales: "No quiero sentarme al lado de tu cara fea, de tu puta cara". Varios pasajeros grabaron la situación en que el hombre se alteraba cada vez más y pedía gritando que se reubicara la mujer.

La mujer, de origen jamaicano, no se alteró en ningún momento. Un trabajador de Ryanair, finalmente, se acercó al lugar de la discusión y en ningún sitio de dejar al hombre en Barcelona optó por cambiar a la señora de asiento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat