Poco a poco los bomberos franceses están consiguiendo controlar los diversos incendios que durante esta semana han dejado tras suyo cerca de 7.000 hectáreas calcinadas y 12.000 vecinos evacuados a Francia.

 

Fuegos en Bormes-les-Mimosas

No se puede afirmar que el fuego se encuentre totalmente controlado en los alrededores del municipio de Bormes-les-Mimosas, pero en declaraciones en el diario Le Monde, varios representantes institucionales han ampliado información sobre la situación de los incendios.

Michaël Bernier, jefe de Seguridad Civil, ha afirmado que "la situación ha evolucionado en la dirección correcta, pero las ráfagas de viento dificultan la extinción".

Por otra parte, François Arizzi, alcalde de la localidad francesa, ha manifestado su temor sobre las causas del incendio, valorando un posible origen criminal del mismo. A esta hipótesis se ha añadido Edouard Philippe, primer ministro francés, comunicando que se ha iniciado una investigación para identificar las causas del incendio.

También en el sur de Francia, en la zona de Bouches-du-Rhône, se han conseguido controlar los tres focos que quemaron cerca de los pueblos de Peugnier, Carro y Martigues, donde todavía hay dotaciones de los bomberos en vigilancia, activa, con concretamente 250 bomberos en Carro y 250 en Puegnier.

En estos incendios de la costa sur de Francia, 5 bomberos fueron heridos por el fuego, pero no se sufre por sus vidas.

 

Fuegos en el Haut Var

En la zona del Haut Var, en el norte de Francia, también queman varios incendios contra los que los bomberos siguen luchando.

En el municipio de Artigas el fuego todavía no está controlado, y de momento ya ha quemado cerca de 2.000 hectáreas y se han movilizado 400 bomberos y 100 vehículos.

En Croix-Valmer el incendio sí que ha estado controlado, después de haber quemado 500 hectáreas. Actualmente hay 60 bomberos vigilando.

 

Fuego en la Alta Córcega

Córcega también ha sufrido incendios durante estos días, con 2.000 hectáreas de la isla quemadas y 15 policías intoxicados por el humo. Con respecto al estado del incendio, esta tarde ha habido un avivamiento debido al viento.

 

Refuerzo institucional

Edouard Philippe, primer ministro de Francia, ha comunicado que el Gobierno francés sigue insistiendo en la extinción de los múltiples incendios del país, y esta mañana ha enviado 80 nuevas unidades de bomberos que se sumarán a los más de "6.000 hombres y mujeres" que siguen trabajando para extinguir los incendios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat