Las ciudades flotantes siempre han sido una cosa muy lejana y utópica. Ahora sin embargo, el concepto parece que podría ser una realidad a través de una asociación que tiene el apoyo explícito de la ONU. UN-Habitat, que trabaja con el desarrollo urbano y sostenible, se unirá a la firma privada Oceanix, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y The Explorers Club, una sociedad profesional que promueve la exploración científica en todo el mundo, con el fin de promover la idea.

"El cambio climático avanza a una velocidad alarmante y un gran número de personas se concentran en los barrios más marginales de las ciudades", resaltaba el director ejecutivo de ONU-Habitado, Maimunah Mohd Sharif, en una intervención. De esta manera, la idea de Oceanix es crear la primera ciudad flotante del mundo. Se trata esencialmente de grupos de plataformas hexagonales, ancladas en el fondo marino que podrían soportar hasta 300 personas, con la idea de construir una comunidad para 10.000 residentes.

oceanix ciudad noche oceanix

"Necesitamos entre 3 y 4 años para crear una ciudad de estas características", explica el CEO de la compañía y exministro de la Polinesia Francesa, Marc Collins Chen, a ElNacional.cat. Sin embargo, todavía no tienen país para centrar la prueba piloto. "Estamos contemplando las ciudades con 5 millones de habitantes" y asegura que el concepto es de "casas asequibles", nada que ver con los precios de los alquileres actuales en las grandes ciudades.

Una ciudad autosuficiente

"Se trata de una ciudad autosuficiente, en agua, calor y en comida", detalla. La alimentación, eso sí, será basada en plantes porque las ciudades no tendrán tanto espacio para poder criar animales. Según explican habría granjas acuáticas bajo las plataformas, que servirían para el cultivo.

Aunque siempre se ha fantaseado con la idea de vivir en una casa flotante, ¿por qué ahora? Desde de Oceanix explican que están plenamente concienciados con el cambio climático: "El nivel del mar sube, hay muchas ciudades que ya tienen problemas. Hay temporales que antes ni existían".

Imaginarse una casa flotante no es una tarea fácil. Hacerlo con una ciudad todavía menos. "Estamos trabajando con el MIT con el fin de diseñar una infraestructura que pueda flotar", comenta Collins Chen. "Las ciudades no estarán en pleno mar abierto. Se situarán en bahías. Hay que ver, diseñar y prever las mareas". 

La siguiente duda planteable es como serán las casas. La idea es que no sean muy altas, de hecho, se prevé que se limiten a siete pisos de altura. Oceanix tiene el objetivo de sobrevivir a los desastres naturales. Sin ir más lejos, sus responsables exponen que podrá soportar desde el impacto de un huracán de categoría 5 hasta tsunamis.

cultivos ciudad oceanix

"Las ciudades no pueden asumir tal cantidad de población, que va desde las aldeas o pueblos hasta los núcleos urbanos. No hay habitaciones para tantísima gente", detalla. "Tampoco hay tanta agua ni comida" y añade que "si comemos como come Nueva York o cómo lo hace Barcelona, necesitamos un continente entero de la tamaño de la América Latina".

¿Qué pasa si hace mal tiempo? ¿Son fiables estas casas? ¿Y si sube la marea? En Oceanix quieren tener una respuesta para cada pregunta. "Podrían ser móviles", asegura Collins Chen. "La idea es que la ciudad esté cerca de la costa". ¿Y por qué es importante que puedan desplazarse? La idea es que si "en 20 o 30 años ya no llueve porque ha cambiado el clima, exista la posibilidad de moverse" y porque seguramente "se necesitarán otros recursos", concluye.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat