El ministro de Justicia, Rafael Catalá, envió un SMS de apoyo a Ignacio González mientras este estaba siendo investigado por su implicación en el caso Lezo. Según La Sexta, el expresidente de la Comunidad de Madrid tuvo el teléfono intervenido mientras se lo investigaba; aquí se pudo comprobar que había recibido un mensaje que decía: "Gracias Nacho. Un abrazo fuerte. Ojalá pronto se acaben estos líos".

El exmandatario madrileño había escrito antes a Catalá para felicitarlo por su confirmación al frente del ministerio y esta fue su respuesta. El mensaje se envió el 3 de noviembre del año pasado, un día antes de la toma de posesión oficial después del periodo en funciones.

Según explican fuentes próximas al caso a El Español, González se refirió a este mensaje en otra conversación con su amigo y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. Este le dice a González que también había hablado con Catalá sobre el caso de su ático: "El otro día hablé con el Rafa, lo estaban mirando, Nacho". A estas palabras, González respondió que había recibido un "mensaje encantador" por parte del ministerio.

Esta conversación entre Cerezo y González, los dos imputados por el caso del ático, se produjo pocos días después del mensaje de apoyo de Catalá. El presidente del Atlético le dice al expresidente madrileño que unos días antes había estado con "una jefa de Catalá". Cerezo le cuenta que esta persona le había calmado diciendo que el ministerio "mantiene una buena relación con todos los jueces".

El mensaje del ministro de Justícia habla de líos en plural, pero en aquel momento González solo sabía que estaba imputado por el caso de su ático en Marbella. La operación Lezo estaba en marcha pero toda la información era privada y no se había hecho nada público. 

De fiesta con un empresario condenado

El titular de Justicia hace unas semanas generó una profunda polémica, cuando se supo que había estado presente en la celebración de los 50 años de Manuel Torreblanca. Este encuentro tuvo lugar en un restaurante en la estación de esquí de Baqueira, junto con otros empresarios catalanes.

En Moncloa prefirieron no pronunciarse sobre el caso. El diputado de En Comú Podem, Xavier Domènech, se lo preguntó al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante la sesión de control.

En un inicio, la pregunta iba dirigida a Catalá, pero fue redirigida al titular de Hacienda. Así las cosas, este tampoco ha sido conclusivo sobre el tema, sino que ha desplegado todas las acciones en materia de fraude que había hecho su gobierno, y ha exigido no hablar "de ética" en la cámara baja

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat