La autopsia del cadáver carbonizado encontrado ahora hace una semana en un camino de Begues (Baix Llobregat) ha concluido que se trata de una mujer adulta. Con todo, el hecho de que el cuerpo estuviera completamente carbonizado ha impedido a los investigadores poder saber la identidad porque no han podido obtener huellas dactilares.

Ahora los Mossos d'Esquadra trabajan entorno a varias denuncias por mujeres desaparecidas para determinar si la víctima podría ser una de ellas. Entre las principales líneas de investigación para saber la identidad del cadáver, se analizarán elementos físicos que el fuego no hubiera podido destruir, como prótesis dentales o elementos similares.

Cuando la policía pueda determinar la identidad de la mujer calcinada, la investigación se centrará en aclarar el motivo del crimen. Mientras tanto, el caso continúa bajo secreto de sumario.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat