Más petardos y cocas por Sant Joan. Este año, tanto el sector pirotécnico de Catalunya como el pastelero pueden estar contentos porque prevén incrementar sus ventas en la mayor parte del territorio. El primero prevé vender un mínimo de un 10% más de pirotecnia que el 2015 y el segundo, un 2% más.

Esta verbena, los truenos dejarán paso a los elementos de color como las fuentes o las baterías y, aunque se seguirán vendiendo, con los años las tendencias y los gustos cambian. Ahora se han puesto de moda los paquetes familiares que triunfan porque, aparte de ser más baratos, incorporan una pequeña cata de cada tipo de petardo.

Los pasteleros también harán más bolsillo, aunque no incrementarán tanto las ventas como la pirotecnia. Los catalanes comerán este año en torno a 1.630.000 cocas de Sant Joan artesanas y, en este terreno, las tendencias no quedan atrás y las cocas más vendidas volverán a ser las tradicionales de brioix con frutas y piñones, seguida de la coca de llardons amb full y la de piñones con crema rellena. Ahora bien, sí que habrá novedades en las menos tradicionales. Entre ellas destacan la coca de cruasán caramelizado rellena de mascarpone y cereza, cheescake o fresas y festucs. 

La crisis toca fondo

La crisis va dejando atrás aquellas verbenas austeras marcadas por el predominio de un silencio insólito en las calles, un silencio que se rompía de vez en cuando por el sonido puntual de un petardo. Los señales de la recuperación se van haciendo visibles y lo hacen tanto en el incremento de las ventas, como en el aumento de los puntos de venta.

Este año habrá 44 casitas de petardos más que ahora hace un año, que sumarán un total de 1.312 por toda Catalunya. De estas, 906 se encuentran en Barcelona, 164 en Tarragona, 132 en Girona y 110 en Lleida. Mientras tanto, sólo en Barcelona y su demarcación se venderán unas 920.000 cocas, según ha informado al Gremi de Pastissers. 

La llegada de la crisis, pues, ha frenado las ventas de petardos de estos últimos años, pero los dos sectores son optimistas con las previsiones de este 2016.

El sector pirotécnico ya esperaba incrementar el año pasado sus ventas -aunque no aumentaron más en un 4%-, y el resultado final no fue el que esperaban. Este año, sin embargo, están convencidos de que los consumidores comprarán más. Y es que en estos días previos ya han vendido parte del material, pero la campaña de ventas se concentrará, sobre todo, hoy. 

Los números, sin embargo, se mantienen. Por término medio, los precios de las cocas seguirán bailando en una horquilla de entre los 16 y los 35 euros en función del tamaño y gracias a una moderación de los precios de ingredientes como el piñón.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
ESTRELLAS MIGUELÍN Bambarol: Tapas simpáticas, de calidad y a buen precio Miquel Espinet y Eulogi Bordas