Los 'pisos colmena' "nunca tendrán licencia municipal". Así de contundente ha sido el Ayuntamiento de Barcelona a la hora de valorar la posible construcción de viviendas-cápsula en la ciudad. Tanto la teniente de alcalde de urbanismo, Janet Sanz, como el concejal de vivienda Josep Maria Montaner se han remitido a la normativa de vivienda para remarcar que estos habitáculos no "cumplen" las normas "ni la dignidad", ha subrayado Sanz.

El Ayuntamiento de Barcelona ha asegurado que no ha recibido ninguna solicitud de licencia para viviendas de estas características y ha recordado que "el hacinamiento es ilegal". "Ni hay nada sobre la mesa, ni puede haber nada", ha sentenciado Sanz.

Por su parte, Montaner ha destacado que la normativa contempla que la extensión mínima de una vivienda tiene que ser de 40 metros cuadrados y los pisos 'colmena' quedan bien lejos de esta cifra. El concejal ha calificado la polémica "de operación mediática" por parte de la empresa que desde hace unos días los esta publicidad.

La start-up Haibu 4.0 asegura que tiene previsto construir la primera residencia "piso colmena" en calle Tarragona del barrio de Sants. Este viviendas están inspirados en el modelo cápsula que ya existe en Japón y consiste en habitáculos unipersonales de 1,2 metros de alto y ancho y 2,2 de largo con cama, mesa, estantería y baúl, que se amontonan, unos encima de los otros. El baño, la cocina y el comedor estarían en espacios residenciales. El precio del alquiler se prevé de 200 euros al mes y entre los requisitos que los inquilinos tengan entre 25 y 45 años y una nómina de 450 euros.

Las intenciones de la constructora pueden quedar en uno nada si, tenemos en cuenta, las declaraciones que ha hecho hoy el Ayuntamiento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat