Barcelona se declara a veg-friendly, es decir, amiga de la cultura vegana y vegetariana. Todo a raíz de una proposición de Esquerra Republicana que ha sido aprobada en la comisión de Economia i Hisenda del Ajuntament de Barcelona. La iniciativa ha contado con los votos favorables de ERC, BComú, CiU, PSC y CUP, y con la abstención de C's y PP. 

El debate del texto ha girado en torno a los beneficios de esta dieta, las posibilidades económicas que plantea el sector y sobre si es adecuado lanzar campañas que promuevan el consumo de estos productos en detrimento de otros. En este sentido, la proposición incluye la creación de un BCNVegPoint, un espacio para la información general y el encuentro de emprendedores, ONG, consumidores e inversores para favorecer los comercios del sector, la elaboración de una tercera guía vegetariana en papel y digital, y la realización de actos y campañas de fomento a este tipo de hábitos alimenticios.

La idea de promover este estilo de vida surgió de las asociaciones Libera! y la Fundación Franz Weber que propusieron introducir esta medida en los programas electorales, como el de Esquerra. 

 

 Los animalistas defienden avanzar hacia dietas vegetarianas como una "estrategia para frenar el calentamiento global y la injusta repartición de los alimentos".

Foto: @BCNVegFriendly 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat