La vacunación ha animado el interés por volver a viajar, especialmente en las vacaciones de verano. Aunque el mercado todavía está "muy paralizado" desde la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) reconocen que tienen "esperanza" que se reactive y señalan que han notado este interés. Sin embargo, el sector no confía en un fuerte incremento de reservas y da por hecho que el cliente "irá a última hora". En este sentido, el presidente de ACAVE, Martí Sarrate, recuerda que el 2020 se cerró con una caída del 90% de la facturación y dice que se darían por satisfechos si recuperan un 40% este año. Sin embargo, Sarrate reclama "ayudas directas" porque si no pueden acabar cerrando la mitad de las agencias catalanas.

"Se habla de Semana Santa, pero si yo consigo vender billetes por el verano ya firmo". Son las palabras de Jordi Bruset, director de la agencia Plaimont de Girona. Explica que es cierto que "hay más interés" por contratar vacaciones a raíz de la aparición de las vacunas, pero lamenta que "todo está muy parado". De hecho, Bruset coincide con el presidente de ACAVE, Martí Sarrate, que da por hecho que no habrá mucha antelación en la contratación de paquetes de viaje este 2020.

Sarrate señala que el cliente "tiene miedo" por la evolución de la pandemia y la incertidumbre hace que mucha gente se espere antes de tomar una decisión a la hora de comprar los billetes de avión y contratar el hotel en otras partes de mundo.

"Confiamos en que vayan saliendo buenas noticias en este ámbito, más allá de la vacunación. Hoy por hoy, el perfil de cliente es aquel que prefiere esperar hasta a última hora a comprar por culpa de la incertidumbre", señala.

El presidente de ACAVE explica que primero se abrirá el turismo nacional, posteriormente el europeo, después los Estados Unidos y en último lugar la América latina y el Asia. En este sentido, el director de la agencia Plaimont, Jordi Bruset, lamenta que se da la sensación que "está prohibido viajar cuando no es verdad". Bruset, eso sí, reconoce que hay muchos países que tienen unas demandas determinadas con relación a la Covid, hecho que dificulta al pasajero saber qué requisitos cumplir.

En este sentido, tanto Sarrate como Bruset confían en los test de antígeno con el fin de poder flexibilizar las normas de entrada y critican que en las Baleares o Canarias se pida una PCR.

Pueden cerrar la mitad de las agencias

El presidente de ACAVE señala que el suyo es un sector "especialmente golpeado" y piden "ayudas directas" al gobierno del Estado con el fin de poder paliar "el desastre" que está suponiendo la pandemia. Sarrate recuerda que han cerrado en el 2020 con un 90% menos de facturación y un 30% de las agencias cerradas, una cifra que se puede incrementar hasta el 50% si no hay ayudas al sector.

A modo de ejemplo, Bruset dice que le da "más miedo" en el 2021 que el año pasado porque los tres primeros meses de 2020 "al menos se pudo facturar". "Ayer nos vinieron unos novios que no saben si se podrán casar, por lo tanto, no saben si podrán viajar, ni a donde", lamenta. Bruset argumenta que no sabe si se puede vender viajes a seis meses por las restricciones de algunos países. En relación con las palabras de la ministra de Turismo, Reyes Maroto, sobre la posibilidad de abrir por Semana Santa, Bruset se muestra escéptico y señala que firmaría poder hacerlo en verano.

 

Imagen principal: Interior de la agencia de viajes Plaimont de Girona / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat