El aeropuerto de Huesca - Pirineos, inaugurado en abril de 2007, sigue perdiendo pasajeros a cada año que pasa. Si en 2014 tenía 262 y en 2015 tenía 242, este último año ha recibido tan solo 95, según datos proporcionados por AENA. Ello supone una media de 0,26 pasajeros al día durante el año 2016, lo que implica un descenso de pasajeros de -60,7%.

Estos malos datos lo sitúan como el aeropuerto gestionado por AENA con menos pasajeros del Estado, por debajo del helipuerto de Algeciras, que el año 2015 recibió sólo a 15 pasajeros, pero este año ha conseguido reunir hasta 136.

Unos datos muy deficitarios, por las previsiones que se habían puesto en esta instalación. Costó unos 40 millones de euros y partía de las previsiones de reunir hasta 160.000 pasajeros al año. Unos datos desorbitados por lo que finalmente se acabó cumpliendo. El año con más afluencia de pasajeros fue 2009, cuando hubo 6.228 usuarios. Lo que supone sólo un 3,9% de los usuarios que se habían proyectado.

No es sin embargo, el único aeropuerto que registra datos extremadamente malos para este año. Por el de Albacete sólo pasan 1.277 personas al año -poco más de 3 personas al día-, y ha perdido un 5,5% de su afluencia. Este aeropuerto, sin embargo, tuvo un coste mucho más reducido que el oscense, y se invirtieron unos 13 millones.

De hecho, de los 46 aeropuerto y dos helipuertos que configuran la red de AENA, diez de ellos han cerrado con pérdida de usuarios, entre ellos el de Girona. Los que más pérdidas de usuarios registran, por eso, son el de Burgos, que tiene una afluencia de 4.482 personas, pero ha perdido casi a la mitad de sus pasajeros respecto del año anterior, o el de Salamanca que ha perdido un 32,6% y se ha quedado con 15,526 usuarios.

Estos datos contrastan con las del aeropuerto del Prat, que este 2016 ha batido un nuevo récord, registrando más de 44 millones de pasajeros o alcanzando un 11% más que el año anterior.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat