Los municipios leridanos que hacen frontera con Huesca y sobre todo con la Franja de Ponent recuerdan que tienen todos los protocolos preparados por si hay que activar una orden mayor de confinamiento respecto de la decretada actualmente en la fase 3. La consejería de Aragón ha decidido que Llitera, el Baix Cinca y Cinca Medio retrocedan en fase 2.

A la vez, la comarca del Segrià limita con la zona de la Franja de Ponent. Tal como explica Manel Ezquerra, alcalde de Alcarràs, "los términos municipales son muy caprichosos". Así pues, hay fincas que pueden formar parte de diferentes municipios a la vez, de Alcarràs pero también de Fraga o Saidí, donde ha nacido el rebrote.

En el caso de Alcarràs, su núcleo de población está a veinte kilómetros de los municipios más próximos de la Franja pero sí son limítrofes. Por todo ello, en Alcarràs se han preparado espacios de confinamiento municipales y todas las acciones detalladas en un protocolo por si hay que dar un paso atrás. A pesar de todo, Ezquerra recuerda que se ha dado "algún caso puntual" pero llevan más de tres semanas de absoluta "tranquilidad".

El rebrote se ha dado en una empresa de hortalizas y frutas aragonesa. Esta envasa melocotones, nectarinas y paraguayos procedentes de Alcarràs y otras zonas del Segrià. Algunas explotaciones de frutas llevan sus productos a esta empresa y a la inversa también se da la movilidad. Tal como explica Ezquerra, "es una cadena de transmisión" que forma parte de una actividad esencial y que ya se contemplaba en la fase 2. No obstante, quedarán atentos a las últimas informaciones y lo que pueda decir la Conselleria de Salut de la Generalitat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat