"La situación actual es mejor de lo que esperábamos". Así de satisfecho se ha mostrado el conseller de Interior, Miquel Sàmper, este viernes al valorar la situación de la Covid en Catalunya dos semanas después de las vacaciones de Semana Santa. El temor por la gran movilidad por el fin del confinamiento comarcal y el crecimiento de la cuarta ola había preocupado durante días a las autoridades sanitarias. Sin embargo, finalmente, según ha explicado el conseller, la Semana Santa no se ha trasladado a los indicadores del coronavirus.

"Vamos bien, pero paso a paso. Sinceramente, ha ido mejor de lo que creía, pero arrastramos el cansancio y presión de la primera, la segunda y la tercera ola. Ya conocemos al virus y el escenario puede cambiar", ha advertido en una entrevista en Catalunya Ràdio. En este sentido, ha celebrado que la ciudadanía cumplió y respetó las restricciones y recomendaciones contra la Covid durante las vacaciones.

 

Las futuras restricciones, diferentes

El conseller ha prometido que las restricciones que se tomen de ahora en adelante, si la situación lo permite, serán diferentes. Sàmper ha explicado que la cuarta ola es "más lenta y controlable" y, por lo tanto, el Govern la quiere afrontar con otras medidas. "No es el mismo escenario que en las últimas olas. Además, se está acelerando la vacunación y viene el buen tiempo. Eso nos permite dar respuestas diferentes", ha indicado. Sin embargo, no ha querido bajar la alerta y ha advertido que siempre puede venir cualquier variante que modifique los planes del ejecutivo.

Finalmente, el Govern mantiene el confinamiento comarcal como hasta ahora a partir del lunes, pero el conseller ha afirmado que se trabaja con varias opciones. Se había especulado mucho y el Procicat había explicado que estudiaba cambiar el confinamiento comarcal por una de veguerías o regiones sanitarias, pero no será esta semana. Ahora, los expertos siguen estudiando este tipo de cierre y también se contemplan opciones como el "confinamiento a la carta". Según ha explicado, algunas regiones como les Terres de l'Ebre o el Pirineu, con baja población y grandes distancias, requieren soluciones diferentes. Esta es la línea que quiere coger el Gobierno para gestionar la cuarta ola.

Las propuestas del Gobierno

Por otra parte, Sàmper se ha mostrado escéptico con la propuesta del Ministerio de Salud de prohibir fumar en las terrazas a pesar de haber distancia de seguridad y ha pedido coherencia. "Es lo mismo que cuando dijeron que querían prohibir la mascarilla en la playa... Veo complicado aplicar la restricción de fumar en los términos que lo está explicando el ministerio. Distancia y sentido común", ha apuntado.

En esta línea, también ha criticado el anuncio del presidente español, Pedro Sánchez, sobre la finalización definitiva del estado de alarma el 9 de mayo. A su entender, es una afirmación "arriesgada", ya que los escenarios "son muy cambiantes" y todas las comunidades han pedido el contrario. Sàmper ha lamentado que, si acaba el estado de alarma, el Gobierno tendrá que luchar con los tribunales parar aplicar las medidas que considere necesarias.

Imagen principal: El conseller de Interior, Miquel Sàmper / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
Fans (Nicholas Green)
Quioscos & Pantallas Portadas sin covid Antoni Maria Piqué
control mossos carretera - ACN
coronavirus Se mantiene el confinamiento comarcal Alba Solé Ingla