Tal y como recuerda la Organización Mundial de la Salud, la tasa de obesidad en todo el mundo casi se ha triplicado desde 1975. Del mismo modo, se ha producido un gran crecimiento en las ventas de suplementos dietéticos, fundamentalmente herbales, para adelgazar. El problema es que muchos de ellos no cuentan con un gran respaldo científico, a pesar de que son consumidos por una parte importante de la población.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sydney (USYD) en Australia han presentado la primera revisión global en 19 años sobre la eficacia de los suplementos de este estilo para perder peso.

El estudio

La investigación, que incluye 121 ensayos aleatorios controlados con placebo que involucraron a más de 10.000 participantes con sobrepeso u obesidad, no encontró evidencia suficiente de que los suplementos dietéticos y de hierbas produzcan una pérdida de peso clínicamente significativa.

Según Erica Bessell, autora principal del estudio, “nuestra evaluación rigurosa de la mejor evidencia disponible ha concluido que no hay evidencia suficiente para recomendar estos suplementos para bajar de peso. Aunque la mayoría de los suplementos parecen seguros para el consumo a corto plazo, no van a proporcionar una pérdida de peso clínicamente significativa”.

Los suplementos se suelen presentar en píldoras, polvos y líquidos que se comercializan con la promesa de que pueden ayudar a las personas a perder peso. Los productos pueden incluir plantas enteras o productos en los que una planta es un ingrediente activo. También pueden contener aislados de sustancias de origen animal y vegetal, como grasas, fibra y proteínas. A diferencia de los fármacos no requieren evidencia clínica de su seguridad y efectividad antes de que salgan al mercado.

AdelgazarNo existe evidencia científica de que los suplementos naturales adelgacen

El primer estudio involucró una revisión de 54 ensayos que compararon los efectos de los suplementos a base de hierbas con los de los placebos. La investigación involucró a 4.331 participantes de 16 años o más con sobrepeso u obesidad. Solo una de las sustancias, a base de judías blancas, produjo un beneficio estadísticamente significativo cuando se probó como agente único en comparación con el placebo, aunque aún se quedó significativamente por debajo del umbral de beneficio clínico.

El segundo análisis incluyó 67 ensayos aleatorios que probaron el valor de pérdida de peso de los suplementos dietéticos derivados de compuestos naturales, en comparación con los placebos. En estos estudios participaron 5.194 adultos con sobrepeso u obesidad. El quitosano, el glucomanano y el ácido linoleico juntos produjeron pérdidas de peso estadísticamente significativas en comparación con el placebo, pero fueron demasiado pequeñas para tener importancia clínica. Los fructanos, por otro lado, no produjeron una pérdida de peso estadísticamente significativa.

Dos sustancias produjeron resultados prometedores: la celulosa modificada, que crea una sensación de saciedad, y extracto de zumo de naranja sanguina. Sin embargo, cada una se probó en un solo ensayo, lo que no es evidencia suficiente para justificar una recomendación para su uso.

Los expertos creen que el gran crecimiento en la industria y la popularidad de estos productos subraya la urgencia de realizar estudios más grandes y rigurosos para tener una garantía razonable de su seguridad y eficacia para la pérdida de peso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat