Un nuevo estudio del Vall d'Hebron confirma que los menores de edades son poco transmisores de la Covid-19, ya que sólo un 8% de los pacientes pediátricos con diagnóstico confirmado entre el 1 de julio y el 31 de octubre transmitieron la infección a su núcleo familiar.

El trabajo, realizado a partir de 1.081 menores con PCR positiva y 3.515 contactos familiares diagnosticados, revela que sólo 86 casos contagiaron a la familia. Se trata de la segunda parte de un estudio que ya se hizo durante el periodo de confinamiento (entre el 1 de marzo y el 31 de mayo). Entonces el porcentaje de transmisión era del 3,4%. Además, casi la mitad de los menores son asintomáticos y sólo el 2,5% de los niños estudiados ha requerido hospitalización.

En esta segunda parte del estudio, en 783 de los casos (72,4% de los casos), se identificó otro miembro de la familia con PCR o diagnóstico microbiológico anterior a las del menor, o que claramente tenía síntomas de Covid-19 diagnosticado antes que el menor y en contacto directo con él. Sólo en 86 casos (8%) se determinó después del estudio de contactos que el paciente pediátrico había contagiado a otros miembros de su familia. Hay que decir, sin embargo, que en 55 casos adicionales, el caso índice era otro menor de la familia (5%).

El retorno a la escuela, una buena decisión

"Ahora constatamos que la libre circulación de los niños y el retorno a las escuelas no han supuesto una mayor transmisión del virus por parte de ellos", constata el doctor Pere Soler, jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría del Vall d'Hebron.

Eso sí, el domicilio es un espacio con una carga de enfermedad considerable y seis de cada 10 conviventes de los núcleos familiares participantes en el estudio han sido diagnosticados de Covid-19.

En la primera parte del estudio, que fue retrospectivo, se podía producir un sesgo del rastreo de los contactos para que los participantes no recordaran con exactitud su cadena de contactos. En la parte prospectiva, cuando se detectaba que el menor era positivo, inmediatamente se iniciaba el estudio de contactos y, además, este se realizaba por parte de los pediatras de cabecera de los niños y niñas.

Casi la mitad de los menores son asintomáticos

El estudio prospectivo también señala que un 47% de los pacientes pediátricos con Covid-19 (un total de 506) son asintomáticos. En los casos con síntomas, lo más habitual es la fiebre (70,6%; 406 niños), seguido de tos (36,9%, 212 niños), dolor de cabeza (24,5%, 141 niños), fatiga (24,3%, 140 niños) y diarrea (16,3% 94 niños).

El número de niños que requieren un ingreso hospitalario sigue siendo muy bajo. Sólo un 2,5% de los pacientes pediátricos (27, de un total de los 1.072 del estudio de los cuales se tenía información sobre hospitalización) han requerido hospitalización del 1 de julio al 31 de octubre, mientras que en el estudio retrospectivo (del 1 de marzo al 31 de mayo) fueron un 19%. Un total de 118 niños (11%) presentaban comorbididades u otras enfermedades previas, sin que estas hayan supuesto un aumento del riesgo de ingreso. El 99,2% (1.006 pacientes) se recuperó totalmente y sólo cinco (0,4%) presentaron secuelas. No ha muerto ninguno.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat