El delegado del Govern en Lleida, Ramon Farré, ha explicado este viernes que Lleida sigue siendo "la zona más complicada de Catalunya" en casos de Covid-19, y ha cifrado en 131 el número de casos por 100.000 habitantes, frente a los 71 casos de la media catalana.

En rueda de prensa, Farré ha insistido en que el reto es bajar un tercio la incidencia en las próximas semanas y se ha referido al trabajo pendiente con un símil educativo: "La labor es aprobar en septiembre con buena nota. Si solo aspiramos a un cinco pelado, lo más normal es que suspendamos". El delegado ha remarcado que los próximos 15 días son vitales y que lo mejor que puede hacerse por los niños es bajar la curva al máximo para tener menos problemas en las escuelas, por lo que ha recomendado "no moverse de casa si no es necesario" y ha recordado que se debe mantener la distancia y la higiene de manos, además de usar mascarilla.

Según datos, las áreas básicas de salud de Balaguer, Lleida, Alcarràs y Seròs son las más problemáticas y siguen creciendo los casos en Lleida, Ponts y Artesa de Segre. Farré ha destacado el esfuerzo que se ha hecho en Lleida, ha dicho que la tasa reproductiva sigue por debajo de 1, y ha agregado que en el "mes largo con medidas restrictivas en las comarcas del Segrià y la Noguera se han conseguido resultados positivos".

Vuelta al colegio

La gerente de la Región Sanitaria de Lleida, Alt Pirineu y Aran, Divina Farreny, ha insistido en que los próximos 15 días son claves para romper el mayor número posible de cadenas de contagios y ha agregado que "se producirán casos en los colegios y que hay que estar preparados para atenderlos". Desde su punto de vista, Lleida continúa con "calma tensa", con 130 ingresados, 18 en la UCI, de los que siete personas tienen menos de sesenta años -la más joven tiene 37 años y la mayor 78-.

Farreny ha avanzado que la Conselleria de Salut de la Generalitat está estudiando realizar cribajes en las comarcas de la Noguera y el Pla d'Urgell, así como en Lleida ciudad, y ha explicado que la decisión se tomará la próxima semana. Ha afirmado también que en el cribaje que se hizo en Torregrossa, con 153 pruebas PCR, se detectaron un 3,3% de casos positivos, y ha apuntado que se ha iniciado la segunda oleada de pruebas en las centrales frutícolas para llegar a 11 empresas en las que se han producido casos.

El director de los Servicios Territoriales de la Conselleria de Treball, Afers Socials y Família de la Generalitat en Lleida, Vidal Vidal, ha explicado que, dado que la campaña de recogida de fruta avanza hacia el Pla d'Urgell y el Urgell, se ha acordado habilitar nuevas instalaciones para aislar a personas positivas o que sean contactos estrechos y que no puedan aislarse en su domicilio. Además, ha explicado que en Bellpuig se abrirá un espacio en el antiguo cuartel de la Guardia Civil, y en Verdú otro en un albergue de peregrinos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat