La presidenta del Govern de las Illes Balears, Francina Armengol, ha anunciado medidas todavía más restrictivas para frenar los rebrotes por coronavirus. Y las que ya ha avanzado son de las más fuertes que una comunidad autónoma ha aplicado hasta ahora. De entrada, limitar las reuniones públicas y privadas a cinco personas, cuando hasta ahora el tope eran diez como en Catalunya: "Nos preocupan los contagios masivos que se dan sobre todo en los encuentros sociales. Por eso hemos bajado de 10 el número de personas que tienen que reunirse". El gobierno balear ha condicionado un espacio hotelero en Mallorca para dar cabida al aislamiento de personas que, por sus condiciones, no lo puedan hacer.

Pero también se prohibirá a la población salir de casa por la noche y se limita la movilidad, excepto para salir a trabajar, ir a la escuela o asistir a servicios asistenciales. La presidenta habla de noche, pero en la rueda de prensa también acabó ampliando las restricciones de salida a partir del atardecer. Todo eso se puede aplicar a las zonas de alta incidencia que el Consell de Govern considere: poblaciones, barrios o perímetros concretos: "Se plantea un marco general donde los responsables de salud pueden decretar lo que crean conveniente y no en todas partes tiene que ser lo mismo".

Todas estas medidas se limitarán a actuaciones que pueden llegar, como máximo, a los quince días: "Las personas tienen que entender que deben hacer el mínimo contacto social posible para frenar la expansión". Por otra parte, ha asegurado que en las zonas más afectadas se harán más pruebas, limpieza y desinfección por parte de los ayuntamientos y control reforzado de la policía municipal, nacional y la guardia civil. También esperan aumentar el número de rastreadores. Actualmente tienen 240 y quieren sumar 100 más.

Desde el pasado 28 de agosto, el gobierno de la presidenta Armengol ha distribuido una hoja informativa con las concreciones, algunas variables, que ha ido incorporando en la lucha contra el coronavirus. Algunos ejemplos: playas y parques cerrados de las 21h a las 7h de la mañana del día siguiente, cines y teatros al 75% de su capacidad, prohibido el consumo de alimentos y bebidas en el transporte público y prohibida la práctica de deporte con contacto, entre otros.

medidas baleares

En una entrevista en el programa Hoy por hoy de la Cadena Ser, Armengol ha reclamado a su propio partido socialista que afronte desde el gobierno de Pedro Sánchez una baja "que ayude a la conciliación de los padres" si tienen un hijo en cuarentena. Unas declaraciones que ha dado unas horas antes de la conferencia de presidentes autonómicos y ha defendido que el modelo de economía turística de las Balears no se puede cambiar de un día para el otro: "La realidad es que no nos podemos recuperar de una forma inmediata porque nos basamos en el turismo. Pero es nuestro modelo y somos una potencia internacional en este aspecto".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat