¿Sabías que se han encontrado azúcares añadidos en  el 100% de los refrescos azucarados, el 96% de las bebidas energéticas e isotónicas, el 100% de los productos de panadería y pastelería, chocolates y helados, el 96% de los cereales de desayuno y barritas de cereales, el 89% de las mermeladas, el 86% de las salchichas y otros subgrupos de productos cárnicos (como el chorizo o el salchichón) y el 14% de los derivados del pescado? Así ha aparecido reflejado en un estudio publicado en el último número de la revista Nutrients que recoge un estudio llevado a cabo por la Universidad San Pablo CEU en el que se analizan los azúcares añadidos en los alimentos de mayor consumo que encontramos en los supermercados.

Si hacemos caso a la Organización Mundial de la Salud, debemos limitar el consumo de azúcares libres o añadidos a menos del 10 % de la ingesta calórica total, lo que supone un máximo de 50 gramos al día. Y en el caso de los niños y adolescentes se aconseja la mitad. Sin embargo, la realidad es que consumimos mucho más. Según la Encuesta Enalia 2, la ingesta media de azúcares totales en la población adulta es de 78,1 gramos al día.

Debemos limitar el consumo de azúcares libres o añadidos a menos del 10% de la ingesta calórica total

Ante estas cifras y teniendo en cuenta los datos sobre azúcares añadidos que encontramos en los productos de los supermercados, queda de manifiesto la necesidad de reducir el consumo para seguir una dieta equilibrada. Te ofrecemos cinco consejos para ponerse manos a la obra.

Leer bien el etiquetado de los alimentos

Busca palabras como fructosa, glucosa, maltosa y dextrosa, jarabe de caña, sirope de maíz alto en fructosa, néctares y concentrados de zumo de fruta, miel, sirope de malta y melazas. Todos son azúcar, así que fíjate bien en los que menos cantidad contengan.

Cuidado con los productos bajos en grasa

Muchas marcas de leche y yogur sustituyen la grasa por una mayor cantidad de azúcar para hacer más apetecibles estos alimentos. A veces es mejor consumir los productos enteros en menor cantidad que sustituirlos por las versiones light.

Especias para endulzar postres y bebidas

La vainilla, la canela, el anís estrellado, el hinojo… te pueden servir para endulzar la comida sin necesidad de utilizar azúcar. Y además, a muy buen precio.

Frutas naturales para hacer postres

El azúcar que contienen las frutas no produce el mismo efecto que los azúcares libres y añadidos. De hecho, el consumo de estos alimentos está asociado a un menor riesgo de padecer cáncer, enfermedades del corazón y de las arterias… Por eso, utilizar fruta para hacer postres es un buen consejo. El plátano, el mango, la piña o el melón son buenas opciones. De hecho se puede hacer un bizcocho con plátano en el que no echarás de menos el azúcar.

El cacao, un alimento nutritivo

¿Sabes qué puedes hacer una crema de chocolate casera sin utilizar ni un gramo de azúcar? Con cacao puro, aceite de coco, avellanas y dátiles puedes fabricar una para meriendas y acompañamientos. Además, el cacao es un alimento muy bueno para tu salud y puede ayudarte a calmar la necesidad de dulce en tu alimentación.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat