Una vez pasadas las vacaciones de Navidad, el personal que trabaja en escuelas e institutos podría pasar un cribado masivo de coronavirus. Así lo ha anunciado esta mañana el conseller de Educació, Josep Bargalló, que ha destacado la baja incidencia de la pandemia en las escuelas.

El conseller, en declaraciones a Els Matins de TV3, ha insistido en que la escuela es segura, y la prueba, ha destacado, es que la incidencia en los centros educativos es inferior al conjunto de la sociedad y ha puesto cifras sobre la mesa para demostrarlo, como el hecho de que hay menos de un 1% de positivos en las escuelas.

Recomendaciones

Con todo, ha insistido en que se seguirán tomando medidas preventivas y ha adelantado que el Departament está estudiando hacer cribajes masivos pasadas las vacaciones de Navidad al personal docente y no docente de los centros escolares. El conseller ha afirmado que hace tiempo que están estudiando esta medida siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, que sitúan a este colectivo como esenciales en la fase 2 de vacunación. El 0,50% del profesorado ha dado positivo por coronavirus, ha afirmado.

Conseller Educación Josep Bargalló - David Zorrakino - Europa press

El conseller de Educació, Josep Bargalló / EP

El conseller ha descartado el cierre total de los centros educativos, "nunca ha estado sobre la mesa", ha asegurado. Al hacer balance de los primeros tres meses de curso, Bargalló ha insistido en que en los centros escolares hay "la máxima seguridad posible". El peor día de la segunda oleada de coronavirus, el 31 de octubre, había unos 82.000 alumnos confinados, el 6% del total, mientras que el viernes pasado eran 13.250, menos del 1% del total.

Absentismo

Una de las preocupaciones del Departament al inicio del curso escolar era el absentismo ante los llamamientos de padres y madres a no llevar a los hijos a la escuela aduciendo que no eran seguras. Bargalló ha asegurado que estos llamamientos han tenido un impacto "casi no significativo". El absentismo, ha indicado, ha sido de un 2,4% por término medio, cuando el curso pasado por estas fechas era del 2%. Durante los primeros meses, ha admitido, sí que hubo un elevado absentismo que se corrigió, ha dicho, a medida que los padres y madres comprobaron que la escuela era segura.

Entre las familias que no llevan a sus hijos a la escuela, afirmó que hay un colectivo de "padres y madres catastrofistas" que creen que hay pocas medidas, y otro de "negacionistas", que no quieren medidas de seguridad.

Por otra parte, y en relación con el material para facilitar la escolarización en tiempos de pandemia, Bargalló admite que faltan ordenadores portátiles para el alumnado, pero que todavía no han llegado porque el mercado internacional está saturado.

 

Icono de Validado por la comunidad

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat