El coronavirus ha provocado casos de niños que quedan solos después de que los padres están hospitalizados por enfermedad o aislados y no tienen otros familiares que se puedan hacer cargo. El Govern ha tenido que tomar medidas para hacer frente a estas situaciones de desamparo temporal.

Una vez se comprueba que los niños no tienen otros familiares que los puedan acoger, el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, propone para los niños menores de 3 años una familia de acogida, mientras que para los niños de entre 3 y 18 años se plantea la opción de albergues del Xanascat. El objetivo es proporcionar un entorno más familiar en los bebés y primera infancia y un espacio de acompañamientos y actividades para los mayores.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat