La comisaría de los Mossos d'Esquadra en Lleida ha registrado un nuevo brote de coronavirus, que suma seis positivos de varias áreas, como investigación, ARRO o patrullaje, y ya es el decimoséptimo en la comarca. Además, ayer se registró la primera muerte por el rebrote de coronavirus en Lleida.

Según fuentes de la comisaría se ha decidido aislar a los efectivos que han tenido contacto con los positivos, pero no se les hace la prueba PCR si no tienen síntomas. Eso puede hacer que algunos de los agentes que están pasando la cuarentena —y que no están trabajando— no se hayan contagiado, pero que personal que está trabajando sea asintomático y pueda contagiar a otros trabajadores. Por este motivo, reclaman que se hagan las pruebas PCR a todo el mundo.

Las mismas fuentes temen que los casos positivos aumentarán los próximos días cuando se tengan los resultados de las pruebas PCR hechas a trabajadores con síntomas entre este jueves y viernes. "Estamos bajo mínimos —lamentan— y eso puede ir a peor".

Otro brote en una residencia

También ha habido un brote en la residencia Caser de Oliana (Alt Urgell), donde 26 personas —entre usuarios y trabajadores— han dado positivo por coronavirus, según avanza Segre. La mayoría de positivos son asintomáticos.

Esta residencia, que realizó un autoconfinamiento a principios de marzo, tenía que realizar las primeras salidas de los usuarios esta semana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat