Los virólogos alemanes investigan una posible nueva variante de la Covid-19 detectada en una clínica de Garmisch-Partenkirchen, en Baviera, según ha informado el diario a Münchner Merkur que se remite a fuentes sanitarias locales. Entre los expertos que están analizando el caso se encuentra Christian Drosten, director de Virología de la Clínica Universitaria de La Charité, en Berlín, y virólogo de referencia a Alemania.

El origen de la sospecha es un brote surgido en la clínica de Garmisch-Partenkirchen, en el que se confirmaron 73 positivos, entre pacientes y personal médicos. La mutación de los virus se ha producido en dos plantas diferentes de la clínica en la sala interna y geriátrica. De los 35 infectados, 24 son empleados del hospital y la edad media de los pacientes infectados es muy elevada. En tres de estos casos parece tratarse de una variante hasta ahora desconocida, aunque no se ha determinado hasta el momento si reviste más riesgo. Según los primeros resultados, la mutación no es ni la británica, altamente contagiosa, ni la conocida mutación sudafricana.

Las consecuencias de la nueva todavía no se pueden explicar. Tampoco se puede prever si la diminuta mutación descubierta, según la declaración del subdirector de la clínica, Clemens Stockklausner, puede llegar a tener relevancia clínica. Incluso puede pasar de que no tenga incidencia para el futuro proceso de infección. Las evaluaciones finales de las investigaciones se podrían dar a finales de enero.

¿Cómo está Alemania?

En Alemania se ha registrado en los últimos días una clara desaceleración de los nuevos contagios, aunque las autoridades sanitarias y el gobierno de Angela Merkel alertan contra una eventual extensión de la variante británica o la sudafricana. Controlar la propagación en territorio alemán de estas nuevas variantes es clave porque estas mutaciones parecen ser más infecciosas, ha afirmado el ministro de Sanidad, Jens Spahn. Pero matiza: Parece que no afectan a la gravedad de la enfermedad. Pero infectan a muchas más personas. Eso significa más hospitalizados y una mayor ocupación de las UCI".

Con el aumento de la secuenciación de nada, Spahn quiere que las autoridades tengan más claridad sobre cómo se extienden las mutaciones del virus que se han producido a Gran Bretaña y Sudáfrica. Los epidemiólogos alemanes lamentan que prácticamente no se ha investigado en Alemania, a diferencia del Reino Unido o Dinamarca. El total de muertos por coronavirus desde el inicio de la pandemia se sitúa en Alemania en 46.633 y el de contagios llega a los 2.040.659, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de Virología.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat