El sábado se superó la cifra de los 3 millones de muertos por coronavirus desde el inicio de la pandemia. Un hecho descrito como "escalofriante" por el director de la organización benéfica de investigación biomédica Wellcome Trust, Jeremy Farrar, que explicaba al The Guardian que seguramente el número real de muertos era mucho más elevado. "Es preocupante que la pandemia siga creciendo a un ritmo alarmante" y añadía que "centenares de miles mueren cada mes".

Según el panel de control de la Universidad Johns Hopkins, ha habido más de 141 millones de casos de coronavirus desde que empezó la pandemia. Este lunes, los muertos ya superan los 3,01 millones. Los EE.UU. siguen siendo el país más afectado con 31,7 millones de casos y más de 567.000 muertos. India con 15,1 millones de contagios y 179.000 muertos ya han superado el Brasil, con 13,9 millones de casos de coronavirus registrados y 373.000 muertos.

"Solo cuando tengamos herramientas por detectar, tratar y prevenir el coronavirus en todas partes podremos detener esta pandemia y la pérdida de vidas", exponía Farrar. De hecho, constató que los países ricos tienen la clave para resolver la pandemia.

"El Reino Unido y los EE.UU. y otras naciones ricas están en una posición con la cual pueden y tienen que establecer un calendario inmediatamente para compartir las dosis de vacunas con el resto del mundo, junto con sus lanzamientos nacionales. No puede haber más retrasos", insistió y recogió el diario británico.

La situación en el Reino Unido

Después de unos meses de confinamiento duro, la campaña de vacunación de los últimos cuatro meses han ayudado a adelantar y reducir el número de muertos y hospitalización. Así lo explicaba el profesor de medicina de la Universidad de Oxford John Bell, que en un artículo en la BBC, en el mes de noviembre, detallaba que el país tendría una primavera normal este año. A pesar de los retos que todavía hay sobre la mesa y que él mismo subrayaba con respecto a la vacunación en el mundo. "Eso quiere decir que la aparición de algunas variantes continuará en todas partes y cualquiera de ellas podría resultar más patógena o más infecciosa", recoge el The Guardian.

En más, el rotativo detalla que algunos informes han sugerido que se están preparando planes para empezar a vacunar a los menores de 18 años, a la espera primero pero de haberse completado los ensayos en los EE.UU. Según los expertos consultados por diario, eso ayudaría a frenar la propagación del virus y construir una inmunidad de grupo en el país.

 

 

Imagen principal: un miembro del personal sanitario realiza tests de detección del coronavirus / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat