"Claro, sí, por supuesto". Con estas tres afirmaciones ha respondido el presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, a la pregunta que le ha hecho un periodista de Catalunya Ràdio: "Para que haya diálogo, Pedro Sánchez tendría que coger el teléfono al presidente Torra".

Puig ha respondido sin pensarlo asegurando que sí, que Sánchez tendría que coger el teléfono a Torra, pero rápidamente ha intentado cambiar de tema.

Por otra parte, el presidente del País Valencià ha apelado las formaciones independentistas y les ha pedido apoyo para formar gobierno: "A los partidos independentistas, no se les está pidiendo la adhesión a estos gobierno. Se les pide que faciliten de una manera pragmática un gobierno que siempre será mejor que uno de derechas".

Ximo Puig ha defendido firmemente la vía del diálogo para solucionar el conflicto catalán: "se tiene que empezar por el principio, hablar". Ahora bien, Puig ha subrayado que este diálogo tiene que ser dentro de la "legalidad": "Huir de la legalidad es huir de la realidad".

El pacto con Podemos

El presidente valenciano ha justificado el pacto con Podemos apuntando que "no hay alternativa a esta alianza" y añadiendo que el resto de partidos tienen la responsabilidad de decidir "si se facilita que haya gobierno o si queremos unas terceras elecciones".

Ximo Puig está contento con el pacto y ha recordado que en el País Valencià los socialistas gobiernan con Compromís: "Tengo un vicepresidente de Podemos y duermo bien tranquilo". ha concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat