Vox ha participado este sábado en los dos acto de homenaje a las víctimas de los atentados del 17-A y su diputado por Barcelona, Ignacio Garriga, ha asegurado que dos años después de los hechos "el enemigo está en casa" porque hay "muchas mezquitas salafistas y muchos imanes radicales".

Garriga ha afirmado que ante esta situación las instituciones públicas "miran de perfil" y no afrontan la problemática pero ha asegurado que su partido velará para que hechos como los que pasaron hace dos años no se repitan. "Ante el terror, determinación y unidad", ha dicho.

Por su parte, el eurodiputado, Jorge Buxadé, ha ido más allá y ha dicho que hace falta una actuación contundente con un mayor control de las fronteras "exhaustivo" y "el cierre inmediato de las mezquitas salafistas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat