El tono de las acusaciones, que se esperaba duro y con una puesta en escena con un marcado tono subido, ha pasado en menos de media hora y con algunas intervenciones de menos de 5 minutos.

La abogada del Estado, que ha intervenido después del fiscal, ha sido breve pero más contundente que el ministerio público.

No tenía un relato preparado con las argumentaciones de por qué la causa se tiene que juzgar en el Tribunal Supremo. Se ha pasado su turno de intervención respondiendo a los argumentos de las defensas.

"A juicio de la defensa, lo que se ha hecho en el extranjero sólo eran actos preparatorios, pero ni ellos han podido negar que, por pequeños que fueran, existieron", ha dicho Lucia Pedreño.

"Los hechos existen", ha dicho la abogada del Estado replicando el argumento de la defensa que todo eran preparativos y que la independencia no se llegó a desplegar. "Los hechos existen y son suficientes para dar la competencia a este tribunal", ha añadido.

Después ha argumentado que había un "plan preconcebido" para proclamar la república y que "la independencia que se quería declarar afecta a todo el país".

También ha defendido las acusaciones en bloque: "No se han vulnerado las normas de competencias ni se ha forzado nada para llevar la causa al Supremo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat