Las corruptelas del excomisario del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) José Manuel Villarejo incluyen medidas de presión contra medios de comunicación, entre los cuales ‘Público’, uno de los primeros en revelar informaciones que ni Villarejo ni, con toda probabilidad, cargos del Gobierno de España, querían que se dieran a conocer, entre ellos, detalles sobre la operación Catalunya, destinada a la fabricación de pruebas falsas para atacar a líderes independentistas.

El mismo diario ‘Público’ demuestra hoy que ese mismo medio se encontró en el punto de mira de Villarejo, quien tramó con el empresario Ignacio López del Hierro una batería de presiones en el ministerio del Interior con un único objetivo, poner fin a las filtraciones al diario que las estaba publicando.

López del Hierro, además de empresario, tenía valor como marido de la entonces secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, de lo cual se deduce que la cúpula del PP, entonces en el poder del Gobierno de España, estaba al tanto de las maquinaciones subterráneas urdidas por Villarejo y su equipo, entre otras cosas porque al frente del ministerio del Interior se hallaba Jorge Fernández Díaz, considerado uno de los factótums de los movimientos de las cloacas del estado en contra del independentismo.

Según la conversación revelada hoy por ‘Público’, en febrero de 2017 Villarejo mantuvo una conversación telefónica con López del Hierro en que expresamente se quejó de las noticias que publicaba el mencionado medio. En concreto, le pidió una reunión con “el número 1 o el número 2”, porque “hay un medio que es 'Público', que es un periódico, que macho, que ya están sacando grabaciones mías que tuve con la novia de Pujol y tal y cual que se la han dado a esta gente”, para añadir que se contaba que “es Alicia la que monta todo el tema e indirectamente ya empiezan a señalar a la parienta”, es decir, María Dolores de Cospedal.

¿Quiénes serían el número 1 y el número 2?

En la grabación, Villarejo alude a “el número 1 o el número 2” y pide al marido de Cospedal que tramite el encuentro, algo que demuestra la influencia de López del Hierro y que sobrepasa sus funciones como empresario o como cónyuge de una ministra.

En todo caso, ¿quiénes serían esos número 1 y número 2? Según el medio citado, podrían ser el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, nombrado tras la caída de Jorge Fernández Díaz. Otra hipótesis es que fueran Zoido como número 1 y su secretario de Estado, José Antonio Nieto, como número 2. Según el mismo Villarejo, los dos estarían bajo la influencia de Cospedal.

Lo que demostraría la grabación es que Villarejo utilizó su influencia para pedir, por la puerta de atrás, que el Gobierno se implicará para evitar que hubiera filtraciones que, al fin y al cabo, dejaban en evidencia como desde las cloacas teledirigidas del estado se actuaba contra el independentismo catalán al margen de la ley.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat