Unos pocos centenares de ultras han llevado su voz al Congreso de los Diputados este sábado. O al menos lo han intentado, porque han chocado con la Policía Nacional, que les ha cerrado el paso. Pero allí se han quedado concentrados en defensa de la unidad de España y contra el acuerdo sometido al debate de investidura entre el "traidor" Pedro Sánchez, Unidas Podemos, los independentistas y los "terroristas".

En paralelo al debate de investidura que empezaba en el Congreso de los Diputados, una marcha auspiciada por Rosa Díez ha partido desde la famosa plaza de Colón de Madrid, desde donde ha bajado hasta el centro de la capital española, al Congreso. Se han quedado a unos 200 metros de la cámara baja, donde han chocado con vallas, furgonetas y agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Sin embargo, allí se han quedado, haciendo sentir su voz: "Puigdemont en la prisión", Con terroristas no se negocia, "España no se subasta"... También llevaban pancartas a favor de la unidad de España y tildando a Sánchez de "traidor".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat