Cada día que pasa salen a la luz más imágenes que muestran la forma de actuar de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que han actuado durante las protestas en contra de la sentencia del juicio al procés. Este es el caso de Laura Solé, la joven de Tarragona que fue detenida el 17 de octubre pasado por agentes de paisano, que la arrastraron por el suelo cogida por el pelo. Un ejemplo más del exceso policial.

La joven, que se encuentra en prisión provisional sin fianza, estaba participando en las protestas convocadas en Girona cuando identificó un grupo de policías de paisano infiltrados entre los manifestantes que se escondieron en un portal y pidieron refuerzos. Cuando estos llegaron, dispersaron a los jóvenes que acompañaban a Laura y entonces la detuvieron. Los agentes la arrastraron por el suelo cogida por el pelo mientras buscaban un furgón policial para abandonar la zona.

La joven se encuentra ingresada en la prisión de Mas d'Enric, junto con otro joven detenido el mismo día.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat