El relator de la ONU para las Minorías Nacionales, Fernand de Varennes, ha hecho público un demoledor informe a raíz de su visita al Estado español entre los días 14 al 25 de enero pasado para recoger información de primera mano sobre la situación de las minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas, con un ojo puesto en la situación en Catalunya a raíz de la represión del independentismo.

En este sentido, el informe reconoce que los catalanes conforman una "minoría nacional" y que el Estado español tiene la obligación de proteger los derechos humanos y detecta "lagunas" en los derechos de las minorías en España, especialmente en el ámbito de la lengua y la enseñanza.

 

Asimismo, en el informe Varennes manifiesta su "seria preocupación" por el procesamiento y condenas de los líderes independentistas, a quien considera como "figuras políticas y manifestantes pertenecientes a la minoría catalana", y se añade así a otras críticas que consideran que los presos políticos han sido juzgados por actos políticos "no violentos", en línea con el informe del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU.

Cabe decir que la ONU considera minoría nacional cualquier grupo "étnico, religioso o lingüístico que constituya menos de la mitad de la población en todo el territorio del estado", y que hay que asegurar que todos sus derechos son respetados.

España y los derechos humanos

El relator de la ONU es especialmente contundente a la hora de recordar en España que tiene la obligación de someterse a los tratados internacionales en materia de derechos humanos de los que es firmante y conmina al gobierno español a hacer "más esfuerzos" para cumplirlos.

Respecto a los derechos lingüísticos, por ejemplo, el informe apunta que hay una "desconexión" entre el estado de lenguas como el catalán, oficial en varios territorios del Estado español, y una legislación que garantice su uso, con ejemplos como las crecientes dificultades para utilizar el catalán en servicios públicos, en especial en cuanto a la situación en el mundo de la justicia.

España lo rechaza

El gobierno español ya ha respondido a este informe, rechazando la consideración de los catalanes como "minoría nacional", razón por la que ha querido descalificar todo el dossier Varennes, asegurando que la definición de minoría nacional "puede poner en riesgo las libertades individuales ".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat